COMPARTE


En el último cotejo entre ambas selecciones, en 2013 en Houston, el resultado fue un 2-2. (Foto AFP)

AP

Ecuador, que tenía en la bolsa un empate meritorio ante Suiza, incurrió en el pecado de la gula y pagó el precio en un contraataque que significó su derrota. Honduras pecó en cambio de ira, y con 10 hombres no fue rival para Francia.

Así, en el partido del viernes en la Arena da Baixada, ambas selecciones tendrán que lavar sus culpas. Y la penitencia para sus respectivos técnicos colombianos es severa: siendo amigos, deberán librar un duelo en el que uno podría quedar sobre la lona.

El estratega de Ecuador, Reinaldo Rueda, fue técnico de Honduras y la condujo al segundo Mundial de su historia, en Sudáfrica 2010. Su compatriota Luis Fernando Suárez fue entrenador de los ecuatorianos en Alemania 2006.

Ecuador “es un país al que de debo mucho como entrenador, pero con Honduras también crecí en estos tres años”, valoró el jueves Suárez, quien consideró el enfrentamiento con Rueda como una “anécdota deportiva”.

Por si fuera poco, ambos dirigieron las selecciones juveniles de Colombia y se han considerado amigos. Sobra decir que no habrá muchos secretos tácticos en este duelo.

“Vamos a enfrentar a un equipo compacto, que tiene puntos fuertes”, dijo Rueda en conferencia de prensa. “Nosotros trataremos de contrarrestar esa eficiencia para salir a buscar el resultado que necesitamos”.

Ecuador pudo haber llegado a este cotejo en una situación menos comprometida. El domingo, en su primer partido, un cabezazo de Enner Valencia les dio la ventaja frente a los suizos, que se llevaron la victoria con un contragolpe fulminante coronado con un tanto de Haris Seferovic en los descuentos, después de que el conjunto sudamericano se había lanzado entusiasta y desordenado al ataque.

“Hicimos una reflexión de todo lo que ocurrió, se aceptaron responsabilidades y el grupo quedó listo para el siguiente cotejo”, afirmó Rueda. “El Mundial es un torneo que, por su exigencia, hay sólo 72 horas para recuperarse”.

Rueda ha dicho que su equipo tiene el talento para llegar a la segunda ronda, pero para ello tendrá que haber un mayor aporte de su ofensiva, que todavía echa de menos al fallecido Christian Benítez. Valencia se extravió tras el gol frente a los suizos y Felipe Caicedo lució inefectivo.

La realidad es que tampoco les dieron mucho material de trabajo los volantes Antonio Valencia y Jefferson Montero.

Honduras se defendió ante los franceses con más músculo que nada, y la expulsión de Wilson Palacios justo antes del intermedio condicionó la derrota 3-0.

“Espero que ante Ecuador juguemos al fútbol. Frente a Francia el equipo no estuvo fino, no estuvo claro. En el inicio del partido nos faltó tener más confianza”, apuntó un autocrítico Suárez. “Hemos conversado con los jugadores, queremos que haya ganas y corazón, pero también fútbol”.

Honduras participa apenas en su tercer Mundial, nunca ha ganado un partido en estas instancias y no anota desde España 1982, cuando empató 1-1 ante Irlanda del Norte. En Sudáfrica, los catrachos se fueron sin gol.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.