COMPARTE


Es necesario recuperar la política que construye hacia el futuro. (Foto EFE)

EFE

Solo a través de la educación, la cultura y la innovación será posible alcanzar un “desarrollo equitativo y sostenible” en Iberoamérica que permita responder a las aspiraciones de los jóvenes, dijo hoy la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan.

En un emotivo mensaje a un centenar de centenar jóvenes de la región, la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) destacó que el lema de la cumbre que se desarrollará el lunes y martes próximos en Boca del Río, municipio mexicano colindante del puerto de Veracruz, “es la agenda verdadera que puede cambiar la región”.

Con más educación de calidad, más cultura y más innovación será posible “tocar la vida de todos los ciudadanos iberoamericanos”, apuntó al clausurar el Encuentro Iberoamericano de Juventudes, tras dos días de debates a puerta cerrada en Veracruz, señaló.

Si bien en las dos últimas décadas América Latina ha tenido grandes logros, como sacar a 60 millones de personas de la pobreza, cuadruplicar su producto interno bruto o aumentar en 50 % la clase media, sigue siendo “la región más desigual del mundo”, apuntó.

Y esas desigualdades afectan sobre todo a los jóvenes, a pesar de que ahora representan el grupo poblacional más grande que alguna vez haya tenido Iberoamérica y, al mismo tiempo, el más educado, afirmó Grynspan.

Aunque en América Latina el 70 % de estudiantes universitarios lo son por primera vez en su familia, lo que habla “de una gran movilidad social”, hay “muchos jóvenes que no han tenido esa oportunidad, que están sujetos al crimen, a la violencia, a la extorsión”.

“Hay muchos jóvenes que no ven un futuro tan brillante”, insistió la secretaria iberoamericana, quien exhortó a los Gobiernos y la toda la sociedad a aprovechar esta “oportunidad” porque “las cosas no van a suceder sin la voluntad y el compromiso de todos”.

Así, consideró clave apostar por una educación de calidad, por dar visibilidad al aporte de la cultura a la sociedad y al desarrollo, por reconocer el protagonismo de los jóvenes y abrir espacios de participación.

Es necesario recuperar la política que construye hacia el futuro, que no apuesta al “fruto de acciones inmediatas”, sino proyectos de largo plazo”, destacó. Por ello, añadió la titular de la Segib, en la cita iberoamericana serán claves los acuerdos en materia de movilidad académica, compromisos empresariales para abrir prácticas laborales y la Tarjeta Joven, que dará beneficios a sus usuarios en áreas como transporte, cultura y educación.

En el acto, representantes de organismos de la juventud de la región entregaron a Grynspan las conclusiones que surgieron del encuentro “Innovar para incluir a las juventudes”, donde la educación ocupó un lugar preponderante.

La educación, dijeron, “debe ser promovida, fomentada y garantizada por los Gobiernos como herramienta insustituible que permite garantizar la movilidad social y el acceso pleno al ejercicio de derechos”, a fin de que los jóvenes puedan incorporarse de “manera más equitativa al desarrollo sostenible”.

Los jóvenes de hoy, a pesar de ser “la generación mejor educada y capacitada de la historia”, enfrentan muchos desafíos como el empleo, la salud, la movilidad, la participación, “pero ninguno es tan transversal como la formación y la generación del conocimiento y la innovación”, señalaron.

Por ello, los jóvenes destacaron la necesidad de aprovechar dos realidades: el incremento de la población joven en edad productiva, que supone una fortaleza para la región en el actual contexto global, y el desarrollo de las tecnologías, especialmente de la información y la comunicación.

En materia cultural, llamaron a “generar directrices comunes que permitan la consolidación de acciones (…) orientadas a fortalecer a la comunidad iberoamericana y así responder a los retos y demandas del mundo contemporáneo, estimulando la actitud creadora de los jóvenes”.

“Trabajar con y para las y los jóvenes iberoamericanos” requiere de la compresión integral de fenómenos políticos, económicos, sociales y culturales propios de cada país, pero también de la “intervención sostenida” de todos los sectores en el diseño de las políticas de juventud, aseguraron.

Además, estas deben estar orientadas a la inclusión de los principales desafíos a enfrentar en los próximos 15 años, “pensando siempre en la diversidad y heterogeneidad juvenil” y en consolidarlos “como protagonistas del desarrollo global”.

El encuentro, convocado por la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ) y la Secretaría de Desarrollo Social de México, marcó el inicio de los trabajos previos a la XXIV Cumbre Iberoamericana, la primera de Grynspan al frente de la Segib y de Felipe VI como jefe de Estado español.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.