La rectora Jessy Divo conversó con los periodistas. (Foto Andrews Abreu)

Alfredo Fermín || afermin@el-carabobeno.com

La Universidad de Carabobo es solidaria y defiende la permanencia de El Carabobeño, como institución que cumple con sus mismos principios en la búsqueda de la verdad, con espíritu democrático, para orientar la vida del país y afianzar los valores transcendentales, declaró la Rectora Jessy Divo de Romero. “Lo tenemos presente desde la infancia, dando lecciones de periodismo honesto, respetuoso, que se transforma en cultura como quiso el director fundador Eladio Alemán Sucre”.

La Rectora vino el miércoles en la tarde a El Carabobeño, para expresar que la institución que representa es solidaria y apoya la lucha que mantiene este diario, ante la amenaza de suspender sus ediciones por la negación, que mantiene el gobierno nacional, para suministrarle papel. En conversación informal con los periodistas, recordó que en Valencia el diario, más que un órgano informativo, es parte de nuestros hogares.

Los trabajadores de El Carabobeño son valientes y respetados por el país porque, teniendo una opinión contraria a la política del gobierno, continúan defendiendo los principios de la libertad de expresión y de la democracia, afirmó la Rectora durante su visita.

Se está provocando el cierre de esta ventana democrática y plural, para silenciar a quienes desde sus páginas expresan noticias y opiniones que no son del agrado de un gobierno más interesado por su ideología que por el bienestar del país, manifestó la Rectora refiriéndose a las trabas que se le imponen a El Carabobeño negándole las divisas para la adquisición de papel y el resto de los insumos para su impresión.

No obstante considera difícil que logren el objetivo. “Es imposible dominar la libertad de pensamiento en las instituciones como este diario”.

La Rectora considera que deberíamos tomar el ejemplo de Brasil, cuya presidenta Vilma Rousseff afirmó que en su país no hay periodistas presos, ni medios de comunicación intervenidos porque esa es la verdadera democracia. Pero en Venezuela no es así porque el gobierno se equivoca queriendo controlar todo olvidándose de que ningún poder es eterno y que tiene que rectificar porque el modelo político que escogió no lo queremos los venezolanos, sostuvo.

Quiero que sepan que las voces universitarias no podrán nunca ser calladas o silenciadas para defender los mismos principios de libertad del pensamiento que son las bases de un diario como El Carabobeño, dijo la profesora. “Los gobiernos olvidan que dentro de las instituciones está lo más importante, lo que las sostiene, que es su personal capaz de transformar a la información en un hecho cultural que educa y hace historia”.

#YoSoyCarabobeno

Desde este jueves, a partir de las 4 de la tarde, trabajadores y miembros de la sociedad civil se ubicarán en los espacios del centro comercial Omnicentro, sede de El Carabobeño, en una protesta cívica denominada #YoSoyCarabobeno, para rechazar la decisión de directivos del Complejo Editorial Alfredo Maneiro de no enviarle papel a este medio de comunicación regional.

El inventario de este diario está por terminar y deberá comenzar a utilizar el destinado a la elaboración de su revista dominical Paréntesis, lo cual extenderá la circulación por un mes. Más de 300 trabajadores están amenazados.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.