COMPARTE


Trabajadores de El Carabobeño exigen papel periódico. (Foto Archivo/El Carabobeño)

16 páginas será lo que podemos ofrecer desde hoy jueves a nuestros lectores. El Complejo Editorial Alfredo Maneiro no ha respondido a las innumerables solicitudes de compra de papel que ha hecho El Carabobeño.

Entre las muchas vejaciones a las que se nos ha sometido en este largo calvario impuesto por la decisión de no vendernos papel, destaca la “sugerencia” de dirigir una carta a Hugo Cabezas, como presidente del complejo Maneiro, para que atendiera nuestro caso. Esta misiva nunca tuvo respuesta.

Tampoco respondieron en su oportunidad el Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, que públicamente invitó a representantes de El Carabobeño a que le informaran sobre el tema; ni la Asamblea Nacional, que por vía de la comisión de Medios y de la plenaria negó en ambas oportunidades la posibilidad de debatir el tema.

El gobernador Francisco Ameliach es el otro gran ausente. Hay quienes en la región piensan que el mandatario no querría tener sobre sus hombros el peso de que fue en su gestión cuando se cerró El Carabobeño. Al parecer no le importa. Distintas personalidades de la región, representantes de los consejos comunales del sur de Valencia y estudiantes universitarios solicitaron su intercesión para que Maneiro venda el papel a El Carabobeño, pero eso no ha ocurrido.

Sabemos que la línea editorial del Diario del Centro no es del agrado del mandatario regional, pero lo importante es que sea útil a los carabobeños. La libertad de expresión no es un tema personal, ni de capricho de autoridad alguna. Es un derecho humano universal.

Ciertamente, El Carabobeño no es el único medio en riesgo. En el país varios están a punto de cierre o estirando sus inventarios para lograr un poco de oxígeno. El diario El Siglo de Maracay anunció que circula hasta el 28 de mayo, El Impulso de Barquisimeto se queda sin inventarios. En El Nacional hacen maromas para sobrevivir y el Correo del Caroní no ha recibido nunca una bobina vendida por el complejo Maneiro. Esto solo por mencionar algunos casos.

Mientras esto ocurre, medios del gobierno como Ciudad Valencia, anuncian un aumento en su circulación. ¿De dónde sacan papel?, pues de Maneiro, que según la memoria y cuenta presentada en la Asamblea Nacional recientemente, ha impreso 56 millones 711 mil 128 ejemplares a diferentes entes de la administración pública. En 2014 imprimió 200 mil ejemplares diarios a Correo del Orinoco, Ciudad Caracas, Ciudad Petare, Ciudad Guárico y Vargas Avanza.

Pero, según el Complejo Editorial, ellos no tienen papel. Sabemos que la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) importa papel para Maneiro. Realmente no hay excusa, ¿O será un tema de incapacidad gerencial? ¿O de quitar del medio a los incómodos?

Queda la duda. Quizás pronto lo sabremos, pero lo cierto es que en este momento con mucho pesar e indignación debemos comunicar a nuestros miles de lectores que, por ahora, circularemos solo con 16 páginas. Las secciones y notas que no publiquen en el impreso se encontrarán en www.el-carabobeno.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.