COMPARTE

EFE

El Bayern Leverkusen y el AS Roma empataron a cuatro goles
en un partido loco, donde los dos equipos tuvieron todo en dos fases distintas
para administrar una ventaja que parecía difícil de remontar.

El Leverkusen se encontró con la ventaja muy pronto, en el
minuto 4, a través de un penalti que se produjo en una situación que a primera
vista no parecía contener mayor peligro.

Hakan Calhanoglu lanzó un centro al área y, en el esfuerzo
por cortarlo, Torosidis tocó el balón con la mano. El mexicano Javier
“Chicharito” Hernández anotó y le dio ventaja a su equipo.

Tras el gol vino una fase en la que el Roma intentó llegar,
sin conseguirlo -salvo un remate de Pjanic en el 17-, y el Leverkusen
recuperaba balones en su propia mitad pero no mostraba demasiada pegada
ofensiva.

No obstante, en el minuto 19 llegó el segundo gol de
“Chicharito” para el Leverkusen. La jugada se inició con una perdida
de balón de Digne en su propia mitad. “Chicharito”, tras apoderarse
del balón, se lo entregó a Calhanoglu y corrió al área. El centrocampista turco
le devolvió el balón con una buena asistencia y el mexicano falló en su primer
remate, pero acertó en el segundo.

 con un remate dentro del área tras un saque de esquina que el meta del
Leverkusen, Bernd Leno, sólo había podido despejar a medias. La pelota cayó en
la cabeza de Manolas que la bajó al piso para que Di Rossi definiera.

En el minuto 38 Di Rossi logró el empate, tras una falta
lanzada desde la derecha por Pjanic que sobrepasó a toda la defensa del
Leverkusen, con un remate dentro del área pequeña.

Entre los dos goles de di Rossi, en el 32,
“Chicharito” tuvo un buena ocasión para marcar el tercero un su
cuenta personal con un remate de cabeza.

Sin embargo, a partir del primer gol de di Rossi, el Roma
era el equipo que jugaba mejor y eso siguió así durante los primeros minutos
del segundo tiempo.

Con cuatro llegadas en los primeros diez minutos de la etapa
final el Roma anunciaba que podía irse en ventaja y lo hizo, otra vez con el
recurso del balón parado y en esta ocasión con una falta directa, lanzada
magistralmente por Pjanic en el minuto 56.

El Leverkusen buscó el empate, exponiéndose permanentemente
a los contragolpes del Roma, y arriesgó bastante cuando, por lesión, Chistop
Kramer, centrocampista defensivo, tuvo que ser sustituido por lesión y el
entrenador Roland Schmidt optó por un hombre claramente ofensivo como Julian
Brandt.

La sentencia pareció llegar en el en el minuto 73, cuando
Iago Falqué marcó el cuarto desde corta distancia tras gran jugada individual
de Gervinho.

El Leverkusen no encontraba el camino y había nada que
hiciera pensar en una remontada hasta que, en el minuto 84, llegó el descuento,
por intermedio de Kevin Kampl que marcó con una vaselina desde el borde del
área.

El descuento le dio nuevo aire al Leverkusen y apenas dos
minutos después, en una jugada que inició Kampl, llegó el empate con gol de
Mehmedi a centro del brasileño Wendell.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.