COMPARTE

EFE

El Porto ganó al Maccabi de Tel Aviv (2-0) gracias a un
inspirado Vincent Aboubakar, autor de un gol y asistente en otro, y perfiló su
pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, pues lidera su grupo G con
7 puntos.

El camerunés Aboubakar, que suma tres tantos en ‘Champions’,
anotó de cabeza en el minuto 37, a pase del mexicano Miguel Layún, y asistió en
el 41 al franco-argelino Yacine Brahimi.

El Porto, que sumó su decimoquinto encuentro consecutivo sin
perder en todas las competiciones y la vigésima victoria seguida en Do Dragao,
acumula con este triunfo 7 puntos, por delante del Dinamo de Kiev ucraniano,
que tiene 5, y del Chelsea de José Mourinho, con 4.

No obstante, la senda del triunfo fue espinosa por culpa del
ordenado planteamiento de Slavisa Jokanovic, un ex futbolista serbio que jugó
en clubes como el Oviedo, Tenerife y Deportivo de La Coruña, con el que ganó la
Liga española en 2000.

Sabedor de la tendencia a atacar y dejar espacios atrás del
equipo de Julen Lopetegui, Jokanovic arropó a su equipo y le ordenó explorar
los espacios cuando se diesen los robos de balón.

Así ocurrió cumplido el primer cuarto de hora cuando el
remate de Ben Chaim lo frustró con un corte Bruno Martins Indi en un posible
penalti.

Después le tocó a Zahavi, que remató desviado tras una
pérdida de Imbula y, seguidamente, a Peretz, que tampoco tuvo puntería ante
Íker Casillas.

Gobernaba el descontrol en el Oporto hasta que en el minuto
37 el “león” camerunés Aboubakar interceptó con la cabeza un
excelente centro con rosca desde la izquierda de Layún.

El 1-0 tranquilizó a Lopetegui, que había puesto a calentar
al medio portugués Danilo.

Cuatro minutos más tarde, el delantero africano se hizo
valer de su fuerza física y técnica para salir airoso de una selva de piernas y
asistir a Brahimi para que éste sumase el 2-0.

El Porto se marchó al vestuario con un botín que no esperaba
teniendo en cuenta su discreta actuación, en la que, además de Aboubakar,
apenas había destacado el canterano Rúben Neves, quien hoy se convirtió en el
más joven capitán de la historia de la Liga de Campeones a sus 18 años, 7 meses
y 7 días.

“Los dragones” no despertaron de su letargo otoñal
y se limitaron a gestionar la ventaja, que solo pudieron ampliar en alguna
jugada a balón parado y en un par de iniciativas del español Cristian Tello,
que reemplazó al mexicano Jesús Corona.

Los israelíes, que cuentan en sus filas con el central
español Carlos García, exjugador del Almería y canterano del Espanyol, rozaron
el 2-1 en un zurdazo de Rikan que silbó la escuadra izquierda de Casillas.

El capitán de la selección española se estrenó por fin en el
partido con una parada a un libre directo de Zahavi en los últimos minutos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.