COMPARTE

Un monolito de hierro y resina se corroe en el tiempo. Basta con examinar “La hora de la paz”, obra del valenciano Marcastillo, y se verá que el reloj analógico en el centro de esa palma blanca ya no da la hora. Su estructura se ha deteriorado por embates ambientales y el accionar humano. 

En la insigne plaza de la paz, la maleza ganó terreno. No hay campanadas que marquen la hora ni se oye el himno de la Universidad de Carabobo (UC). Las restricciones presupuestarias de la casa de estudio también inciden en el mantenimiento y rescate del acervo cultural. 


Dadas la insuficiencia en el presupuesto, las obras de arte que engalanan la UC han quedado rezagadas, en términos de mantenimiento preventivo y restauración, explicó Nadia Colasante Materán, museóloga y miembro de la Comisión para la Creación del Museo de Arte de la UC. 

Existe una gran preocupación universitaria para preservar el patrimonio artístico, aseguró Colasante Materán. “Las obras de arte, en su mayoría de exteriores, son parte de el quehacer universitario”. 

La universidad ha promovido políticas para la conservación de las esculturas, instalaciones y expresiones artísticas que resguarda. En julio de 2013 se propuso la creación del Museo de Arte de la UC, el cual buscaría a través de la musealización darle otra dimensión al estudio, preservación, interpretación y comunicación de sus piezas. 

Arte a pedazos

La última gran restauración se efectuó hace tres años, rememoró Lunes Rodríguez Coronel, director de la Galería Universitaria Braulio Salazar. “En aquel momento se logró restaurar unas 80 obras”. Entre refacciones leves y menores, se logró restituir a belleza perdida en múltiples piezas. 

Hoy los tótem de “Escritores” y “Pintores”, de Rubén López, no guardan el brillo de su instalación en 2002. Caso similar sucede con el modelado “El Hombre Universal” de José coronel o la “alegoría de Valencia” del afamado Miguel Cabrera. “Un museo necesita acciones. Se necesita personal, restauradores, para ejercer un plan de conservación. Algo que se complica ante la poca accesibilidad a los materiales y bajo financiamiento”, salvó Materán.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.