COMPARTE

El Nuevo Herald

La popularidad del gobernante Nicolás Maduro
continúa por el piso, y el descontento sobre la situación del país alcanza a
casi un 90 por ciento, reveló una encuesta de la firma Datanalisis que muestra
cómo la posibilidad de pasar hambre es ahora la principal preocupación de la
población.

El sondeo de Datanalisis, cuyas encuestas suelen ser menos
hostiles hacia el régimen bolivariano que las de otras firmas, también muestra
que Maduro saldría muy mal parado en una elección presidencial contra Leopoldo
López y Henrique Capriles, con los opositores sacando individualmente más del
70 por ciento de los votos frente a un pronunciamiento a favor del gobernante
que no llegaría al 30 por ciento.

No obstante, todos los partidos políticos salieron muy mal
parados en el sondeo. Solo un 18.4 por ciento de los consultados señaló que se
identifica con el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), un
5.0 por ciento con la MUD (que agrupa a la mayoría de los partidos de
oposición), un 3.9 por ciento con Primero Justicia (organización de Capriles),
un 3.6 por ciento con Un Nuevo Tiempo (dominante en el estado Zulia) y un 1.9
por ciento con Voluntad Popular (el partido de López).

Un 57.2 por ciento de los que contestaron la encuesta
dijeron no identificarse con ningún partido.

El sondeo mostró que el agudo problema de desabastecimiento
que registra el país es el que mayor peso ejerce sobre las mentes de los
venezolanos, superando al tradicional líder de dolencias: la inseguridad
personal.

El fenómeno no pasó por desapercibido entre analistas
consultados, quienes dijeron que Venezuela también está atravesando por una ola
de violencia que amenaza por superar las ya alarmantes estadísticas de
homicidios que se produjeron el año pasado, y cimentar aún más la reputación
del país como uno de los más peligrosos del mundo.

Pero los siguientes temas de preocupación también son
económicos, e incluyen, por orden de importancia, el alto costo de la vida, las
colas para comprar productos, la crisis económica y el desempleo.

Para el asesor político Esteban Gerbasi, la lectura es muy
simple, “la gente está pasando hambre”.

Y eso comienza a verse en la ampliación de la percepción de
los venezolanos sobre la situación en que se encuentra el país, con un 87.2 por
ciento que la considera mala o muy mala, y solo un 11.7 por ciento cree que es
buena o muy buena.

Esa lectura es la peor registrada en la historia del
chavismo.

Esos niveles de descontento no causan sorpresa al economista
Alexander Guerrero, quien advirtió que el acelerado deterioro que ha registrado
la economía venezolana en los últimos años ha estado destruyendo cualquier
avance frente a la pobreza que pudo haberse registrado en el país durante la
era de bonanza petrolera.

“Están destruyendo a la clase media”, advirtió Guerrero,
presidente de la firma TecnoEconómica. “A ellos lo que les interesa es
mantenerse en el poder a como de lugar, incluso cuando eso significa dejar al
país en ruinas”.

El régimen de Maduro bien pudo en el 2013 haber comenzado a
tomar correctivos que podrían haber disminuido la proporción del desastre
económico que ahora enfrentan los venezolanos.

Y tal como están las cosas, es muy difícil pronosticar
cuándo llegará a su final la actual etapa de penurias.

“Los países no tocan fondo, los países se arruinan, caen en
periodos de estancamiento, y estamos entrenando en unas de esas etapas en
Venezuela. Es allí cuando la gente comienza a irse, porque no hay inversión”,
señaló Guerrero.

Según la encuesta, esto ya comenzó a suceder ya que un 22.4
por ciento de los venezolanos respondió que tiene la intención de irse del
país, y otro 30.5 por ciento señaló que lo haría de tener posibilidad de
hacerlo.

Adicionalmente, un 39 por ciento dijo tener a algún familiar
o amigo que ya ha abandonado el país.

El descontento en torno a la situación del país está
mostrando que los venezolanos están perdiendo la confianza en la posibilidad de
que Maduro logre superar la crisis. Un 43.4 por ciento de los encuestados
señaló que el gobernante debería abandonar el poder este año y otro 24.8 por
ciento que debería ser destituido el próximo año a través de un referendo
revocatorio.

Pero para Gerbasi, esos números lucen bajos para la gravedad
de la situación del país, lo que según el asesor político podría deberse a una
mala formulación de las preguntas, o de la misma encuesta.

“En Venezuela hay mecanismos constitucionales para salir de
Maduro. Él se puede ir a través de una renuncia, él se puede ir luego de que la
Asamblea Nacional determine que está incapacitado”, dijo el experto desde
Miami.

Pero está encuesta solo presenta una clara opción para salir
de Maduro, el camino de participar en una proceso electoral con la esperanza de
que una Asamblea Nacional dominada por la oposición convoque a un referendo
revocatorio para destituir a Maduro, señaló.

“Según esta encuesta, quienes contestaron están diciendo el
principal problema que yo tengo es hambre, que es un tema de sobrevivencia,
pero al mismo tiempo está diciendo, tranquilo panita, yo puedo esperar hasta la
elección de este año y luego hasta el año que viene para ir a otra elección
para revocar a Maduro”, comentó.

Esas son posiciones difíciles de reconciliar, dijo.

Y el tema electoral también es un camino con grandes dudas,
dijo Diego Moya-Ocampos, analista senior para América Latina de IHS Global
Insight en Londres.

“La encuesta muestra que la oposición se consolidad como el
líder en las preferencias de las parlamentarias. La oposición va lenta y
gradualmente hacia un proceso donde, si las elecciones son transparentes, si
las elecciones son limpias, si hay observación internacional, no hay lugar a
duda obtendría la mayoría de los votos”, señaló Moya.

Pero “lo que estamos viendo a estas alturas es que el
Consejo Nacional Electoral se rehúsa a aceptar la observación internacional. Y
eso es crucial para poder garantizar que la voluntad de los venezolanos va a
ser respetada, cuando se ha producido un cuestionamiento sobre el sistema
electoral venezolano por el gran control que ejerce el ejecutivo sobre ese
mismo sistema”, puntualizó.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.