COMPARTE


Las principales marchas tuvieron lugar en Europa. (Foto AFP)

EFE

Decenas de miles de personas se concentraron en ciudades de todo el mundo para alzar su voz contra el terrorismo, en paralelo a la multitudinaria manifestación que recorrió el centro de París tras los atentados de esta semana.

Aunque las principales marchas tuvieron lugar en Europa, también hubo actos contra el terrorismo y a favor de la libertad de expresión en países de Oriente Medio como Israel o el Líbano y de América, como Venezuela, Argentina y Canadá.

En Europa una de las manifestaciones con más participación fue la de Berlín, donde unas 18.000 personas, según cifras policiales, se concentraron ante la embajada de Francia, junto a la Puerta de Brandeburgo, para expresar su solidaridad con las víctimas y en contra del terrorismo y la islamofobia.

Los asistentes portaron carteles con la frase “Je suis Charlie”, símbolo del rechazo contra los ataques a la libertad de prensa tras el atentado al semanario satírico “Charlie Hebdo”, y depositaron ante la legación mensajes de solidaridad, ramos de flores y velas encendidas en memoria de las 17 víctimas de esos actos terroristas.

En Londres, centenares de personas se congregaron en la plaza de Trafalgar -entre ellos el viceprimer ministro británico, Nick Clegg- cuyas fuentes se tiñeron con los colores de la bandera francesa y donde se depositaron flores y bolígrafos en memoria de las víctimas.

Como gesto de solidaridad, varios monumentos y lugares emblemáticos de la ciudad proyectaron al oscurecer la bandera tricolor de Francia.

También en Bruselas unas 20.000 personas, según la policía, marcharon por el centro de la ciudad tras una pancarta con el lema “Juntos contra el odio”, en francés y flamenco.

En alusión al ataque del miércoles contra “Charlie Hebdo”, donde murieron doce personas, los asistentes alzaron lápices y exhibieron carteles con frases como “Yo soy Charlie” y “Libertad de expresión”.

La Comisión Europea estuvo representada en esta marcha ciudadana por varios de sus comisarios, al igual que en las grandes manifestaciones de Francia, donde más de 3,7 millones de personas expresaron su repulsa.

También unas 12.000 personas se concentraron en Viena, convocadas por el Gobierno y las comunidades religiosas, en repulsa a los ataques de París bajo el lema “Juntos contra el terrorismo”.

El canciller del país, Werner Faymann; el presidente Heinz Fischer, y representantes de todas las comunidades religiosas asistieron a una concentración repleta de carteles con el lema “Je suis Charlie” y mensajes como “Por la paz y la tolerancia” y en la que el coro de la Ópera Estatal de Viena interpretó varias piezas y se leyeron pasajes literarios de inspiración pacifista y europeísta.

En Italia, después de que las concentraciones de los últimos días tuvieran lugar en Roma y Milán, le tocó el turno a Brescia, donde unas mil personas mostraron su rechazo al terrorismo y su solidaridad con el pueblo francés, por lo que se instaló un libro de grandes dimensiones para escribir mensajes de apoyo.

En varias ciudades de España, colectivos de ciudadanos musulmanes, franceses, judíos y españoles recordaron a las víctimas de los atentados de París y mostraron su repulsa al terrorismo.

En Madrid, cientos de personas, entre ellas muchos musulmanes, se concentraron en la emblemática Puerta del Sol y en la plaza de Atocha, en esta última frente al monumento a las víctimas de los atentados de marzo de 2004, en los que 191 personas murieron en ataques simultáneos a cuatro trenes de cercanías perpetrados por yihadistas.

También en Estocolmo hubo una manifestación convocada por Reporteros Sin Fronteras y la organización de Dibujantes Suecos, en homenaje a las víctimas de los ataques, entre ellos sus colegas de “Charlie Hebdo”.

En Oriente Medio, en Jerusalén, donde está previsto que sean enterradas las cuatro víctimas judías del asalto al supermercado kosher en París, tuvo lugar un acto de solidaridad encabezado por el alcalde de la ciudad, Nir Barkat, en la que los participantes portaban carteles con el eslogan de “Israel es Charlie”.

En Beirut, cientos de personas se congregaron en repulsa a esos atentados y en defensa de la libertad de expresión, levantando lápices hacia el cielo en recuerdo a los caricaturistas de “Charlie Hebdo” y con proclamas como “Soy Charlie”, “Sí a la libertad”, “islam contra terrorismo” y “No tenemos miedo”.

Las muestras de apoyo cruzaron el Atlántico y, en América, Buenos Aires condenó los ataques a las puertas de la embajada francesa, un día antes de que tenga lugar en el Museo del Humor un homenaje a las víctimas de “Charlie Hebdo” en el que participarán, entre otros, dibujantes argentinos como Quino, Sendra y Hermenegildo Sábat.

En Caracas, unos 200 venezolanos y franceses residentes en el país se concentraron ante la legación con carteles con los lemas, en francés y español, “La libertad de expresión es invencible” y “Yo soy Charlie”.

En ciudades de Canadá, como Montreal, Ottawa, Toronto, Vancouver y Québec miles de personas homenajearon a las víctimas y repudiaron los ataques.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.