COMPARTE

El ejercicio del periodismo en Venezuela tiene lugar en
condiciones precarias. Se mezclan bajas remuneraciones, debilidad gremial,
ausencia de planes de perfeccionamiento profesional y desactualización en el
equipamiento de los medios de comunicación, junto a prácticas de censura y
autocensura y el miedo a sanciones oficiales y ataque directo contra
comunicadores y medios.

Estos son los resultados más significativos de la primera
encuesta nacional sobre el ejercicio del periodismo en Venezuela, aplicada por
la asociación civil Medianálisis, cuyos resultados pueden verse en la web http://medianalisis.org

Andrés Cañizález, director de Medianálisis, explicó que
fueron consultados 377 periodistas de las ocho principales ciudades del país.
Se entrevistaron profesionales de medios impresos, radiales, televisivos y
digitales. La mayoría de los periodistas consultados (63,4%) ejercen como
reporteros de calle y/o redactores.

La situación de fragilidad en la que están los periodistas
venezolanos (producto de las precarias remuneraciones, baja agremiación y temor
a sanciones/agresiones) es un caldo de cultivo para la incidencia de prácticas
de censura y autocensura. El 48% de los periodistas de la muestra afirma que
recibe instrucciones significativas para modificar la forma y el contenido de
informaciones ya verificadas, mientras que el 49%  dijo haber modificado u omitido información
verificada.

En promedio, los periodistas de Venezuela tienen ingresos
equivalentes a dos salarios mínimos. En los ingresos sí se registra una
diferencia importante entre Caracas y el resto del país, estando peor
remunerados quienes ejercen en las otras ciudades de Venezuela.

La colegiación ha dejado de ser un requisito para ejercer el
periodismo en Venezuela. Se observa una colegiación por debajo del 50% de la
muestra. Destaca el hecho de que la única categoría que supera este 50% es el
grupo de entrevistados residenciados fuera de Caracas.

En un 46,4% los periodistas han percibido cambios en la
línea editorial de los medios en los que laboran, siendo más acentuada esta
tendencia en los impresos. La línea editorial ha generado problemas
administrativos para el medio en 25% de los casos y consecuencias para el
periodista en 46%, principalmente porque se le limitan las fuentes. Son los
medios impresos los más afectados.

Y, para todos los medios, las limitaciones de acceso a las
fuentes oficiales son significativas, según el 
70% de los consultados. (AV)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.