COMPARTE

AFP

Una
conferencia de programas de emigración para estudiar y trabajar fuera de
Venezuela reveló cuánto crece el deseo de miles de venezolanos de dejar el país y así escapar de la severa crisis económica y sociopolítica que
sufren.

Estados
Unidos, Canadá, Australia, Panamá, Chile o España son algunos de los destinos
que los venezolanos consideran al momento de hacer sus maletas y convertirse en
emigrantes, una categoría de venezolanos que ya equivale a 5% de la población
del país (estimada en 30 millones de habitantes) según cálculos del sociólogo e
investigador de la Universidad Simón Bolívar, Iván de la Vega.

El
académico manifestó que “cerca de 1,5 millones de venezolanos viven en el
exterior” según los registros formales de migraciones y censos de países y
organismos multilaterales en los cinco continentes.

En
contraste, señala, “en el año 1992 había venezolanos en menos de 20
países, con apenas unos 30.000 residentes. Ahora hay venezolanos en 94 países
de los 193 miembros de la ONU, es un dato dramático”.

Esto
implica que en poco más de dos decenios se multiplicó por 50 el número de
venezolanos fuera de su país.

“Estamos
incorporando dentro de nuestra cultura lo que es el tema de la migración”,
afirma la socióloga Claudia Vargas -conferencista en la exposición- a la AFP.

Apunta
que el aumento del número de venezolanos con el deseo de emigrar “es un
fenómeno relativamente reciente”. En el siglo pasado Venezuela había sido
un país receptor de emigrantes, fundamentalmente europeos y suramericanos.

Vargas,
quien trabaja con De la Vega en una investigación sobre migraciones, considera
que los venezolanos siempre han tenido movilidad, pero destaca que ” desde
hace unos 6 o 7 años ha ido en incremento el número de personas que quieren
irse del país, que se han ido o que tienen la intención de emigrar”.

Divorciarse del país

Solamente
entre 2010 y 2014 (último dato disponible), la inflación acumulada en Venezuela
ha sido de 413%, mientras que el valor del dólar ante el bolívar en el mercado
negro ha subido más de 7.600%, pasando de Bs 8,17 a Bs 630.

En
cuanto a la violencia, la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes subió
de 48 muertes en 2010 a 62 en 2014, según datos oficiales.

Décadas
de inestabilidad política y social, ciclos de crisis económica marcada por
escasez de productos básicos e inflación, y una cada vez mayor violencia
criminal (Venezuela tiene la segunda en la región) son algunas de las razones
esgrimidas para emigrar, apuntan tanto académicos estudiosos del tema como los
ciudadanos corrientes que buscan opciones de futuro.

Según
el sociólogo Iván de la Vega son los venezolanos de las clases alta y media
quienes tienen mayor posibilidad de emigrar. Y entre los emigrantes en Estados
Unidos y Europa, es el venezolano el que tiene la más alta educación, con una
importante proporción de graduados universitarios.

Uno
de los presentes en la conferencia migratoria fue Edgar Suarez, un abogado 32
años que ha ayudado a amigos con los trámites legales de documentos para
emigrar.

Al
reconocer la difícil situación de Venezuela admite que “hay que agotar las
instancias que hay en el país y luchar por Venezuela, pero también a veces hay
que ser egoístas y buscar mejor calidad de vida”.

Otro
asistente, Otto Luis Perez, un administrador y productor agropecuario de 32
años, no olvida los nexos emocionales con su país de origen: “irse es
divorciarse del país, romper con los lazos familiares, laborales, y de
amistades”.

Por
su parte Karina Acosta, comunicadora social y publicista de 31 años alerta que
“ya he vivido afuera antes y sé que es una decisión importante y que en
algunos casos es difícil. Pero creo que es necesario por la situación del
país”.

Los
profesionales, hombres y mujeres por partes iguales, están marchándose de
Venezuela, advierte Iván de la Vega. “En una encuesta a 260.000
venezolanos en Estados Unidos, realizada con el Pew Center, 51% de ellos tenían
grados universitario, con una edad promedio de 32 años”, afirma.

Y
según cuestionarios que ha realizado en varias universidades venezolanas,
estudiantes de ingeniería, medicinas, ciencias básicas o ciencias sociales
aspiran a emigrar hacia Estados Unidos, España, Chile, Colombia, Panamá o Costa
Rica.

La
socióloga Claudia Vargas lamenta que la masa crítica intelectual del país la
estamos perdiendo sostenidamente”. Y advierte que esto “trae muchas
implicaciones para el desarrollo, y sólo las veremos en el largo plazo, dentro
de 10 o 15 años”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.