COMPARTE

Darío Sánchez García || dsanchez@el-carabobeno.com

Los charcuteros de Diego Ibarra, San Joaquín y Guacara no
usan gorros para el cabello ni guantes para las manos, en la manipulación del
jamón, el queso y demás productos.

La mayoría irrespeta las normas de higiene universales
contempladas en el manual del Ministerio de Alimentación (MA), al exponer el
queso y el jamón a la caída del cabello y cualquier bacteria de las manos o
uñas.

En el capítulo Normativa para manipuladoras y manipuladores
de alimentos del ministerio se restringe el uso de joyas o adornos en la
manipulación de alimentos, colocarse un lápiz en el pelo o detrás de la oreja,
precisa el uso de gorro para todo el cabello, si es de tela lavarlo a diario,
botarlo si es desechable y no usar celulares u otros objetos electrónicos.   

Ninguna de estas medidas son respetadas. La lista de las
normas quebrantadas por los charcuteros continúa, pues muchos se rascan la
cabeza u otras partes del cuerpo y usan paños de la cocina para secarse las
manos, acciones que quebrantan las medidas de higiene. 

Las normas no se respetan desde hace mucho tiempo,
identificó Isabella García, cliente regular de un mercado de San Joaquín.

La cliente indicó que cada vez que compra queso o jamón debe
exigir el uso de guantes y gorros, pero comprende que puede ser que los dueños
de los mercados no le surtan estas herramientas a sus trabajadores.

A este reclamo se sumó Miguel Maldonado al que le da asco
imaginar que un cabello pueda caer en su compra. Hace falta una inspección a
las charcuterías del eje oriental. El Gobierno podrá corroborar que estas
denuncias no son necedades, garantizó.

Algunas de las enfermedades comunes de origen alimentario
son la amibiasis, cólera, disentería bacilar y la fiebre tifoidea.

  




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.