COMPARTE
Sara Pacheco

Un señor de la tercera edad se bajó de su vehículo entre la avenida 86 y la calle Camoruco del sector Los Samanes Norte. Estaba en busca de algún repuesto para un electrodoméstico. Consiguió una tienda que, aparentemente, cumplía sus demandas. 

Al caminar hacia el lugar no se percató de la inmensidad del hueco que tenía al frente. 

Irremediablemente cayó en una piscina de aguas negras de tres metros de profundidad. Sufrió lesiones, pero tuvo la necesidad de pedir un baño prestado a uno de los vecinos para asearse. Rafael García, trabajador de la tienda, contó la anécdota. 

Ese señor no nadó porque lo rescatamos, refirió al tiempo que explicó que desde hace cuatro meses se presenta el problema. Villegas, vendedor de frutas, expresó que las ventas han disminuido. Setenta (70) familias de la comunidad sobreviven con las cloacas dentro de sus casas. “Bueno, es que realmente no se puede, la calle está cerrada”. 

Ambos comerciantes detallaron que el mal olor los afecta personalmente, por ejemplo, Rafael García debe cerrar a las dos de la tarde porque el ambiente se torna insoportable. La razón de todo es una obra sin culminar. 

Cuadrillas de Hidrocentro y de la Alcaldía de Valencia iniciaron reparaciones a las tuberías de aguas servidas, la zona presentó una fuerte obstrucción. Berkys Arias, miembro del consejo comunal, aseguró que el presupuesto para la restitución del tubo matriz fue asignado satisfactoriamente. 

“Resulta que cuando vamos a Funval (Fundación para el Mejoramiento Industrial y Sanitario de Valencia) no hay nada aprobado. Ya se había abierto el hueco pero quedó todo el proyecto paralizado”. 

Fue peor el remedio y, en total, 70 familias de la comunidad sobreviven con las cloacas dentro de sus casas. 

Mercedes de Testa debe correr cada vez que llueve. Su patio, donde conviven patos, gallinas, gallos y un perro, tiene un lago de aguas negras, que se desborda con la llegada de las precipitaciones. 

Desde el inicio del año se presentó la situación, empeorando desde la interrupción del proyecto. Está próxima a cumplir 50 años de casada con su esposo, hoy día enfermo. 

Lo único que espera es poder celebrar su aniversario sin mal olor ni mosquitos. Judith Romero, otra vocera del consejo, precisó que han hecho más de nueve solicitudes ante Hidrocentro y aún no presentan una solución. “Si les ofrecen dinero sí van a las comunidades”. 

Las minas de la calle San Rafael


En el 2013 Berkys Arias y demás miembros de la asociación vecinal han presentado proyectos a distintos organismos en la ciudad y el estado, en cuanto a la reparación de la calle San Rafael, que limita con la avenida Circunvalación de Los Samanes. 

Lo más parecido a la vía es un campo minado. Huecos protagonizan la zona e invitan a conductores a utilizar rutas alternas.  




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.