COMPARTE
Heberlizeth González C.

María Fernanda Ochoa está preocupada. Ella se enteró hace unos días de su embarazo. Tiene nueve semanas de gestación y hace un mes tuvo todos los síntomas típicos del zika. Teme por la salud de su hijo y es parte de las 350 mil mujeres que están expuestas a que sus bebés se desarrollen con alguna malformación en Venezuela. 

Seis meses. Ese es el tiempo de evolución que ha tenido el virus en el país. Aún no ha nacido ningún niño de una madre con la enfermedad. Tampoco se ha determinado que alguno padecerá de microcefalia. Es en la semana 26 del embarazo cuando se puede verificar el cráneo y cerebro del feto. No antes. 

Así lo explicó el infectólogo, José Félix Oletta, ex ministro de sanidad. Será en abril cuando comiencen a nacer los primeros bebés de las infectadas. Se desconoce el número de mujeres en etapa de gestación contagiadas. Desde el Ejecutivo no se dan cifras oficiales. 

Las estimaciones indican que al año se embarazan 700 mil personas en el país, por lo que la mitad de ese número está en riesgo. Números internacionales refieren que uno de cada mil niños padece de microcefalia. Pero son cifras que no son aplicables a Venezuela por la opacidad en las estadísticas. 

El problema básico ha sido la falta de educación. “Yo me meto constantemente en la página web del ministerio de Salud y no hay información sobre cómo prevenir y actuar para combatir el virus. El Gobierno ha tratado el asunto con mucha apatía”. 

La recomendación del especialista es que cuando se sospeche de zika se acuda inmediatamente al gineco obstetra. No se justifica la práctica de abortos ya que las probabilidades de malformaciones son reducidas. 

La iglesia

Nadie, absolutamente nadie tiene derecho de quitarle la vida a un ser humano. El aborto es un crimen ante Dios y la iglesia es clara en cuanto a su posición: nadie debe coartar la gestación, señaló el monseñor Reinaldo Del Prette, al referirse a la interrupción del embarazo en mujeres que padecen zika. 

A consideración de monseñor, esa hipótesis no está científicamente comprobada. No existe una demostración de que un bebé nazca con microcefalia producto del virus que hoy ataca a buena parte de los venezolanos. 

El religioso hizo un llamado a las embarazadas con la enfermedad, a que tengan fe y confianza en Dios. “No se practiquen un aborto que les quede en su conciencia”, agregó. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.