COMPARTE

Ana Isabel Laguna || alaguna@el-carabobeno.com

Aunque estemos en el siglo XXI, en materia sanitaria en Venezuela se retrocedió a pasos agigantados. Los profesionales de la salud trabajan a base de los criterios médicos y clínicos que les da la experiencia. 

Además de no contar con el apoyo de los estudios de laboratorios, porque no hay reactivos ni insumos para confirmar los diagnósticos; los equipos para tratamientos así sean nuevos pierden vigencia por falta de mantenimiento y repuestos. Ante tanta carencia, solo se atiende entre 5 a 10 por ciento de los pacientes que requieren ser asistidos. 

Alarmante la situación, señala el doctor Fernando Henríquez, presidente del Colegio de Médicos del estado Carabobo. “Primero, porque el país está arropado por la combinación de diversos virus como el dengue, chikungunya, zika y una complicación que pudiera derivarse de esta última afección y que va en ascenso como el síndrome de Guillián-Barré, sobre los cuales no se pueden hacer diagnósticos. 

Mientras tanto, las principales causas de muertes en el país no son atendidas. En primer lugar, destacan las afecciones cardiovasculares. Cuando un paciente, lo cual es muy frecuente, llega a una emergencia -sea pública o privada- con una afección cardiaca ya implica un riesgo de mortalidad muy alto. No se tienen los insumos para darle la posibilidad de que se recupere. Anteriormente, se tenía el estudio y se le colocaba un “stend” -una dilatación de la arteria coronaria-. De estos casos, solo se atiende entre un 5 y 10% de los pacientes, reveló Henríquez. 

Como segunda causa de mortalidad, están las arritmias. En esta misma proporción los afectados tampoco reciben tratamientos. En tercer lugar, las enfermedades oncológicas. Cuando se diagnostica un cáncer se aplica radioterapia y quimioterapia para disminuir el tamaño de ese tumor y posteriormente realizar la cirugía.

 Tampoco se puede, porque los equipos están dañados por falta de mantenimiento 

Enorme Atraso

Abarcando otras áreas de la salud, detalló Henríquez que ni siquiera hay material para hacer hematologías, ni para determinar la función renal u otra patología; por ejemplo, en hombres con problemas de próstata no existe manera de determinarle sus valores, porque no hay los reactivos. 

En imageneología, radiología, tomografía, resonancias -avances fundamentales para la medicina moderna- los altos costos de mantenimientos y de repuestos, los médicos están igual que los transportistas: varados por la falta de repuestos. La segunda condición que nos lleva al retroceso, lamentó el doctor.  

Además, la falta de prevención, vigilancia y control sanitario, ha permitido la reaparición de enfermedades infectocontagiosas transmitidas por vectores como la malaria (136.402 casos) y el dengue (54.152 casos). 

La incapacidad para atender oportunamente nuevas amenazas a la salud a través de enfermedades emergentes como la chikungunya (16.293), el zika con 3 fallecimientos, no hay cifras oficiales pero a la fecha ha aumentado, y 4.500 casos sospechosos hasta el 23 de enero de 2016. La ausencia de estas atenciones en la salud, también ocasionan el resurgimiento de enfermedades endémicas tales como el mal de Chagas, sífilis y la gonorrea.

Salud En Cifras

Un informe publicado por El Programa de Educación Acción de Derechos Humanos Provea señala que las deficiencias de los centros públicos de salud, pasó de 2.665 en 2014 a 4.332 en 2015, lo que representa un aumento de 48%. En comparación con el 2014, el mayor aumento de denuncias se registró en la falta de insumos o material médico-quirúrgico, cuyo peso porcentual varió de 11,26% a 15,35%.

 La falta de equipos médicos operativos, subiendo de 8,44% a 12%, y el cierre o suspensión de servicios, el cual escaló de 11,33% a 17%.Una encuesta realizada en 130 hospitales públicos de 19 estados del país, por Médicos por la Salud (Red de médicos residentes de hospitales públicos) en marzo de 2015, arrojó 38% de los quirófanos inoperativos, 28% de los centros sin suministro de agua permanente, 19% sin equipos de Rayos X, 22% sin equipos de Ecografía y 47% sin Tomógrafos. Además, 55% se encontraba con falla moderada o grave de insumos básicos, 60% de insumos médico quirúrgicos y 51% de catéteres y sondas. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.