COMPARTE

Dayrí Blanco

El sistema eléctrico nacional está atrasado, no ha crecido a la par de la población. Desde Corpoelec solo se genera el 43,3% de la energía que demanda el país, al existir una producción de apenas 17 mil megavatios de los 30 mil requeridos. Es un alto déficit que se agudiza con la falta de mantenimiento preventivo y condiciones climáticas extremas. 

Abel Guzmán, presidente del Sindicato de Profesionales
Eléctricos de Carabobo, indicó que la situación es muy compleja al aumentar la
demanda pero no la generación en un país con apenas una hidroeléctrica que
trabaja a 40% de su capacidad al estar operativas 12 unidades de las 20
instaladas en El Guri.

En Planta Centro la crisis es peor. Apenas se producen 500
megavatios de una capacidad total de dos mil, lo que es igual a 25% con solo dos
de las cinco unidades activas. Pero esos números pueden agudizarse. El tiempo
de vida útil de la termoeléctrica expiró, los equipos están desactualizados y
no se invierte en nueva tecnología.

Corpoelec está en terapia intensiva sobrevive por el sentido
de pertenencia de sus trabajadores que aportan de su pírrico sueldo para
comprar hasta un fusible, indicó Guzmán. Lo ideal es que se cuente con cuatro
unidades grúas y de escaleras para realizar las labores de prevención,
mantenimiento y reparaciones en cada uno de los siete centros de servicios que
existen en Carabobo, pero lo normal es que solo exista una o dos para atender
las fallas presentadas en toda la región, por lo que solo se está trabajando en
las interrupciones.

 Cinco trabajadores han muerto en Corpoelec en el último año

 Los protocolos de seguridad en Corpoelec no se están cumpliendo. Durante el último año, cinco trabajadores han muerto en el ejercicio de sus funciones. En la estatal las condiciones están dadas para los accidentes. Todos los equipos y sistemas de prevención fallan. Desde el sindicato exigen que se declare estado de emergencia en la empresa donde -aseguran- reina la negligencia. 

A las 5:35 p.m. del miércoles 8 de julio se reportó la incidencia en la sala de funcionamiento de la Unidad 4 de Planta Centro donde, por realizarse solo labores de mantenimiento, las fuentes eléctricas debían estar desconectadas. En ese lugar existe un voltaje de 6.6 Kva que es igual a alta tensión. Pero algo pasó de pronto. Una explosión dio inicio al caos en el que los seis trabajadores que solo limpiaban el área con un spray y un trapo intentaron resguardar sus vidas. Luis Vásquez no lo logró y se unió a la lista de fallecidos en los últimos 12 meses que ya integraban dos operadores de Guacara y dos obreros asiáticos que laboraban en la construcción de la Unidad 6 de Planta Centro. Álvaro Rangel sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en el 70% de su cuerpo y se recupera en el hospital La Coromoto del Zulia. 

Oswaldo Salcedo secretario ejecutivo del Sindicato de Profesionales Eléctricos de Carabobo, detalló que es muy fácil que ocurra un accidente de este tipo en el lugar donde la temperatura no debe estar por encima de los 25 grados, pero se registra en 42 porque los chiller de enfriamiento no funcionan. También está dañado el sistema de ventiladores de aire viciado, no se cuenta con baterías de extintores de polvos químicos ni de CO2, no hay cajetines de lámparas auxiliares, falló el diesel de emergencia que debe arrancar para poner en servicio equipos esenciales para la planta, y desde hace cuatro años no se dan las dotaciones de uniformes y equipamientos especiales que pudieron salvarle la vida a Vásquez. (DB)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.