COMPARTE


Eduardo Franco, presidente de la Fundación Manos Amigas por la Vida. (Foto Clemente Espinoza)

Dayrí Blanco

La medida de presión funcionó. La mañana del viernes en la farmacia de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (CHET) se comenzaron a entregar los antirretrovirales a los pacientes con VIH del estado. Pero no todas fueron buenas noticias. Además de la larga cola que tuvieron que hacer, se conoció que las medicinas correspondientes al mes de septiembre llegaron incompletas para las más de seis mil personas que padecen la enfermedad en Carabobo. Solo alcanzarán para el 60%. El resto podría quedarse sin tratamiento.

Eduardo Franco, presidente de Fundación Manos Amigas por la Vida (Mavid), estuvo presente en procura que la jornada se desarrollara sin inconvenientes. Durante la mañana del jueves, mientras los pacientes del Centro de Atención Integral de Enfermedades de Transmisión Sexual (CAI) en Bárbula, protestaban por haber contado tres días consecutivos sin recibir sus medicinas, y por el traslado de sus casos a la CHET, Franco estaba reunido en Caracas con representantes del Ministerio de Salud, quienes prometieron el suministro de fármacos faltantes para la próxima semana.

Ante el déficit de 40% de antirretrovirales, se espera que la mañana del lunes amanezca la farmacia colapsada. “Todos los pacientes, por temor a quedarse sin sus tratamientos, vendrán. Esto será un colapso”, indicó Franco.

Las medicinas de agosto ya fueron entregadas en su totalidad. En el inventario tenían en existencia todos los fármacos, a excepción de uno que fue sustituido al entregar a los pacientes los dos componentes de la fórmula original.

La causa del cambio de recepción de los antirretrovirales del CAI a la CHET, era una incógnita para los enfermos hasta que se les informó, al momento de hacer la cola, que la sede de Naguanagua sería sometida a una auditoría por funcionarios del Ministerio, por presentar algunas irregularidades en el inventario de los medicamentos, y se aprovecharía para hacer la remodelación de los espacios físicos.

La promesa es que para octubre, los dos mil 500 pacientes que fueron mudados, regresen al CAI. De mantenerse la intervención, o no hayan culminado los trabajos de acondicionamiento, se habilitará un espacio en el oncológico para evitar que se prolongue por más tiempo el hacinamiento en la farmacia de la CHET.

En Caracas, Acción Ciudadana Contra el Sida (Accsi) denunció la agresión de una activista por parte de un agente de seguridad del Ministerio de Salud, según nota de ElUniversal.com.

La situación se produjo el jueves, cuando voceros de distintas organizaciones esperaban en el piso 7 del MPPS para reunirse con la viceministra de Redes de Salud Colectiva, Pasqualina Curcio, para tratar el tema de la falta de antirretrovirales. Un vigilante intentó sacarlos y agredió físicamente a la mujer activista de Aragua, detalló Feliciano Reyna, de Acción Solidaria, a través de su cuenta de Twitter.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.