COMPARTE


Las razones de este panorama nada alentador, son diversas. (Foto Archivo/El Carabobeño)

No se trata solo de una sensación de los comerciantes. Es una realidad latente. Las ventas decembrinas cayeron de forma considerable. Las calles del centro de la ciudad lucen abarrotadas. Igual pasa en los pasillos de los centros comerciales. Pero pocos compran. Menos del 50% de lo que se vendió para la temporada navideña y de fin de año en 2013 se ha registrado este año.

Las razones de este panorama nada alentador son diversas. El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Gustavo Sosa Izaguirre, las enumeró. En primer lugar el encarecimiento de la mercancía, producto de los constantes procesos de devaluación de la moneda, provocó la pérdida del poder adquisitivo del salario venezolano. Y en segundo término, muchos negocios no pudieron reponer inventarios por la falta de fluidez en la asignación de divisas.

La situación fue tan crítica, que comerciantes del centro y norte de la ciudad, no ajustaron sus horarios a la temporada navideña como era costumbre. Era habitual que con la llegada de diciembre abrieran más temprano y cerraran más tarde para poder atender la alta afluencia de compradores. Esta vez eso no fue necesario. Ya a las 4:00 pm la actividad comercial comienza a mermar y las santamarías empiezan a bajar.

Los sectores más golpeados fueron los dedicados a la comercialización de ropa, calzado y juguetes. Los pocos que lograron renovar sus inventarios lo hicieron a tasa Sicad II, ante la imposibilidad de optar al valor preferencial del Cencoex o Sicad I. Lo que hizo que los altos precios impidieran que los clientes compraran como era tradición hacerlo.

Para el año 2015 no se vislumbran cambios positivos para el sector. Por el contrario, Sosa Izaguirre estima que se agudice la crisis. Será prácticamente imposible reponer inventarios con una caída en el precio del petróleo que llegará al 40%, en esa misma medida se reducirán el otorgamiento de dólares al la empresa privada. Durante 2014 se entregaron 27% menos divisas que en 2013. Para el año que está por llegar ese número podría reducirse a 15%.

Se espera que la inflación alcance los tres dígitos, con lo que el poder adquisitivo de los consumidores seguirá tendiendo a la baja.

Los únicos comercios que lograron vender mercancía y agotar sus inventarios fueron aquellos que pudieron importar y fueron obligados por el Ejecutivo a ofrecer productos a precios por debajo a los del mercado real, en lo que llamaron “precios justos”. En este grupo se incluyen algunas tiendas por departamento, jugueterías y negocios de electrodomésticos. Se debe esperar hasta finales de enero, cuando se cierre formalmente el año fiscal 2014 para conocer los alcances o daños que esta medida le hizo al sector. (DB)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.