COMPARTE


Las plantas del país trabajan de acuerdo a cronogramas de producción especiales. (Foto Archivo)

Dayrí Blanco

La intermitencia marca la pauta en el ensamblaje de vehículos. Las plantas del país trabajan de acuerdo a cronogramas de producción especiales que se adaptan al escaso inventario de materia prima con el que cuentan. Con esfuerzo se manufacturan en Carabobo unas 90 unidades por cada jornada entre las tres empresas instaladas en la región, cuya capacidad instalada entre todas es de 335 carros diarios, lo que significa una caída de 73,13%.

En Ford la fabricación no es constante. Gilberto Troya, secretario de Reclamos del sindicato, explicó que aunque los trabajadores son llamados a planta por grupos, ocurre con frecuencia que al llegar les notifican que las piezas no llegaron completas y deben devolverse. El tope de ensamblaje diario actual son 20 unidades. Pero hay días en los que las máquinas no son encendidas.

Como una manera de extender los insumos se programó una paralización por dos semanas a partir del 4 de mayo, hasta el 18. Al reactivarse se ensamblarán entre 300 y 400 unidades y eso significará el agotamiento de materiales. Desde ese momento se trabajará de acuerdo al convenio firmado con el Gobierno nacional que establece un autofinanciamiento. “Los concesionarios inyectaron recursos propios para la importación de piezas. Y la gerencia gestionó dólares en Simadi”. Las ganancias obtenidas se invertirán en la compra de divisas para lograr mantener las operaciones en el país.

Los almacenes de materia prima de la empresa lucen llenos. Pero eso no significa una buena noticia. En condiciones óptimas de producción la compañía tenía grades galpones de insumos ubicados en diferentes zonas de la ciudad. Era un servicio de almacenaje que les prestaban algunas contratistas del que se prescindió como consecuencia de la crisis.

En Chrysler de Venezuela las líneas de carrocería y pintura se han detenido paulatinamente como consecuencia del lote de alfombras importadas desde Argentina que llegó fuera de las especificaciones requeridas. El personal ha sido enviado a cursos y entrenamientos y se espera que en dos semana comience a llegar la reposición del material que llegó con defectos. El plan de manufactura en esta empresa se mantiene en 20 unidades diarias hasta junio.

Desde su casa matriz, General Motors anunció que el ensamblaje en el país se podría paralizar en julio por el agotamiento de materia prima y la imposibilidad de importar por la falta de asignación de dólares. En medio del conflicto por el despido de 466 trabajadores, la compañía logra armar unas 50 unidades diarias del modelo Aveo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.