COMPARTE


La crónica de apagones en 2014 superó al año anterior. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Litzy Sanz Nava || lsanz@el-carabobeno.com

Durante este año 2014, el Gobierno nacional encontró un sinfín de motivos para justificar los apagones que, programados o no, sufrieron los venezolanos, con principal afectación en la ya minimizada actividad industrial y comercial.

Guarimbas, actos de sabotaje, intervenciones de la fauna, fenómenos atmosféricos y a la más voraz sequía en últimos 62 años, son parte de los elementos que según el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, hicieron de este año 2014 un período complejo para el sector.

Para el experto internacional en plantas de generación masiva, José Aguilar, sólo con estos argumentos es como la autoridad eléctrica nacional puede justificar que la demanda no servida, conocida como racionamiento, para este año alcanzó los mil 309 megavatios (MW).

“Semejante discriminación o apartheid eléctrico es inadmisible y se estrella contra la retórica de un gobierno que dice poner énfasis en lo social, sometiendo a continuados racionamientos que crecieron en más de un 50% este año respecto de 2013”, denunció.

Aguilar advirtió que argumentos como la falta de recursos, actos de sabotaje y guerra económica no son más que cortinas de humo con las que pretende el Gobierno confundir a unos usuarios que, tal como lo predijo, ya comienzan a enfrentar apagones más prolongados, adjudicados a trabajos diversos de mantenimiento mayor o los famosos actos de sabotaje de los que luego no se da respuesta alguna a la población o se muestra una iguana como responsable de un histórico apagón sin precedentes en el país. Así se constató el pasado 24 de diciembre con los racionamientos que afectaron, principalmente a la capital de la nación.

Para el experto, el año 2014 transcurrió entre apagones y luchas laborales para la industria eléctrica nacional. El asesor internacional de plantas para generación masiva, reiteró que para enero y febrero del venidero año 2015 el escenario será aún más difícil para los más de 30 millones de usuarios venezolanos.

En contrapartida, el ministro Chacón aseguró con una política sostenida se mantendrán los niveles del Guri, para lo cual el Gobierno nacional se prepara para enfrentar el año que viene con un control del embalse.

El titular de energía eléctrica apuntó también, que para 2015 se desarrollarán en materia de transmisión otras líneas estratégicas para robustecer varias zonas, en especial, el occidente del país. En respuesta, Aguilar acusó al Gobierno de conducir una gestión eléctrica signada por la corrupción y una ineficiente política gerencial.

“Ahora el sector está en manos de Jesse Chacón, que para este sábado lleva 621 días de gestión sin resultados que beneficien al colectivo nacional, tal y como lo advertí días atrás, y está cada vez más expuesto a severos racionamientos eléctricos”, condenó Aguilar.

Planta Centro con dos unidades

Este sábado en la mañana, la termoeléctrica carabobeña Planta Centro, registró un aporte dado por la unidad 4 en el orden de los 360 megavatios (MW), luego de que nuevamente las unidades operativas, presentaran algunas fallas que obligaron a sacarlas del Sistema Eléctrico Nacional (SEN). Trabajadores de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) detallaron que la máquina uno, operativa en la mañana, continúa con sus ciclos de disparo, debido a la inestabilidad a baja carga y vibraciones que dos años después continúan sin corregirse. Fuentes ligadas al sector, que pidieron no ser identificadas, explicaron que la referida unidad se ha pasado este 2014 entrando y saliendo del SEN, tras presentar fallas de disparo en la turbina sin causa aparente luego de alcanzar los 150 MW. La unidad 4, pese a los trabajos que a finales de septiembre le efectuaran, por lavado de la cesta de luvos -calentadores de aire regenerativo-, aún continúa con fallas de sincronización para consolidar su aporte al SEN. La turbina tres, según denuncias de los trabajadores, es blanco de un plan de trabajo que busca como fin desmantelarla para repotenciar la Unidad IV. La falta de generación de la termoeléctrica, con una capacidad instalada de dos mil megavatios (Mw), desestabiliza el SEN, continúa como el talón de Aquiles del sector después de los conflictos laborales.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.