COMPARTE

Cristhopher Borrero: 

Se ha vuelto una costumbre conseguir compotas, vinagre, licores o cremas corporales como reemplazo de artículos de higiene personal en anaqueles de los supermercados, por lo que hallar ciertos artículos resulta imposible para los ciudadanos que recorren varios establecimientos hasta encontrar lo que buscan.  

Carlos Prado, comprador en cola, consideró que rellenar los anaqueles con otros productos no combate la escasez, ni tampoco la disimula. El declarante explicó que debe comprar jabón y champú a revendedores del sur de Valencia y otros municipios. 

Se conoció que un combo de champú y acondicionador puede costar hasta dos mil bolívares, a precios de revendedor. Una barra de jabón oscila entre 300 y 700 bolívares por unidad. La misma distorsión se observa en otras líneas de productos como el detergente para lavar ropa, desinfectantes, lavaplatos y granos. 

Milagros Pinto, compradora, reveló que ha encontrado mercados que usan chucherías o refrescos para tapar los huecos y espacios vacíos en los anaqueles.  

Camuflar Escasez

Los gerentes prefieren colocar algún producto en exhibición antes de ser amonestados por no tener mercancía, reveló un gerente consultado, que prefirió guardar el anonimato. Las amenazas, sanciones y coacciones hacia los abastos y mercados son constante, refirió la fuente.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.