COMPARTE


Falta de materiales para ortopedia ha obligado a disminuir su fabricación. (Foto Andrews Abreu)

Luisa Quintero || lquintero@el-carabobeno.com

Las condiciones para fabricar cualquier producto en la región han tenido que pasar por la escasez de materiales. Las casas ortopédicas no han sido la excepción, y es que desde el año pasado empezaron a evidenciar las fallas para conseguir los elementos que componen los zapatos y prótesis que hacen a medida para el cliente.

Yamilé Cáceres, supervisora de producción de la Ortopédica Williams, aseguró que desde finales del año pasado empezaron a experimentar problemas para conseguir materiales, situación que se agudizó a mediados de 2014. Para fabricar un zapato necesitan de gomas, suelas, cueros, trenzas o polímeros, dependiendo de las especificaciones médicas y el tamaño.

Mucho de los cueros que necesitan los obtienen del mercado nacional, pero éste se ha visto afectado por la falta de químicos para su tratamiento, detalló Cáceres. Algunos de los materiales son importados, pero desconocen por qué no llegan al país con regularidad.

Esta situación ha obligado al retiro voluntario a varios de sus trabajadores. La nómina en estos momentos se mantiene en su límite bajo y hay días en que los empleados solo vienen a cumplir horario, porque no hay material para trabajar. La fabricación o arreglo de zapatos se reanuda cuando se consigue el material, destacó la supervisora.

En la casa Ortopédica Willros han tenido más suerte. Su gerente Rosa Davalillo, indicó que siempre se han mantenido abastecidos de material durante este año para garantizar los productos a sus clientes. Pero al igual que otros negocios dedicados a la ortopedia, han tenido que buscar entre distintos proveedores o pedir directamente a la empresa fabricante el material necesario para el calzado especial.

Órtesis

En la Ortopédica Williams también se destacan por ser fabricantes de órtesis, pero la fabricación de estos aparatos (que van de forma externa al área del cuerpo que se desea corregir por haber sufrido algún accidente o malformación por crecimiento), se ha paralizado desde hace meses por no poseer los materiales, mencionó Yamilé Cáceres. Algunos de estos componentes vienen de Alemania u otros países.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.