COMPARTE


(Foto Archivo El Carabobeño)

LUISA QUINTERO

Los cuidados para los recién nacidos son importantes para garantizar la vida de ese ser humano en crecimiento, pero en Venezuela, la falla en repuestos para equipos y medicinas para las Unidades de Terapia Intensiva Neonatal (UTIN), hacen que el trabajo de los doctores se vuelva cuesta arriba.

Una de las afectadas fue Melissa Rodríguez (nombre ficticio), quien para dar a luz con 35 semanas y cuatro días, visitó seis centros de salud públicos y privados. Rompió fuentes a la 1 a.m del 21 de agosto. En las clínicas que recorrió le decían que no había cupos disponibles. Lo que más la impresionó fueron las respuestas en la Maternidad del Este, donde aseguró que la trataron de mala manera y ni le hicieron el control de signos vitales a su hijo. En la clínica Valles de San Diego le informaron que la UTIN tiene alrededor de cuatro años cerrada por falta de insumos.

Alejandro Franco, pediatra del Policlínico La Viña, indicó que ha habido muchos problemas para actualizar y reparar los equipos médicos en las áreas de UTIN porque no se han cancelado las divisas correspondientes al sector. Además, la falta de guantes, pañales y medicamentos como fenobarbital, morfina o relajantes musculares ha disminuido la atención prestada desde hace varios meses.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.