COMPARTE


Veinte han sido hasta ahora las producciones nacionales candidatas al Óscar. (Foto Archivo)

EFE

Tras triunfar en la pasada edición de los Goya, la película “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, de David Trueba, la tierna historia de un profesor de la España de los sesenta que enseña inglés con las canciones de los Beatles, fue seleccionada este jueves para representar a España en los Óscar.

Una noticia que fue recibida por el director de la película en Zaragoza cuando se encontraba precisamente dando una charla con Juan Carrión, el profesor de 90 años en el que está basada la historia de “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, y que ambos han celebrado fundiéndose en un abrazo entre los aplausos de los asistentes.

La película relata el viaje que emprende el profesor (que interpreta Javier Cámara) al enterarse de que John Lennon está en Almería rodando una película, un camino en el que recoge a un chico de 16 años que se ha fugado de su casa (Francesc Colomer) y a una joven de 21 (Natalia de Molina), que también parece estar escapando de algo. Entre los tres nacerá una amistad inolvidable.

En el “largo” camino que, dijo Trueba, se inicia ahora y que “no ha hecho más que empezar” para optar al Óscar a la Mejor Película en habla no inglesa, se han quedado otras dos cintas que habían sido preseleccionadas por la Academia de Cine: “El Niño”, de Daniel Monzón, y “10.000 kilómetros”, la ópera prima de Carlos Marques-Marcet.

“Para mí, el premio ha sido haber hecho la película y todo lo que que pasa después es un regalo. Son dos cosas diferentes”, añadió Trueba, quien señaló que este proceso se produce todos los años y que España no ha conseguido desde hace bastante tiempo “estar entre los nominados finales. Por tanto, hay que ser muy prudentes”.

Veinte han sido hasta ahora las producciones nacionales candidatas al Óscar a Mejor Película de Habla no Inglesa, de las cuales cuatro (“Mar adentro” de Alejandro Amenábar; “Todo sobre mi madre”, de Pedro Almodóvar; “Bélle Epoque”, de Fernando Trueba, y “Volver a empezar”, de José Luis Garci) se hicieron con la estatuilla.

El acto de lectura de la película española elegida para ser candidata en la 87 edición de los Premios Óscar tuvo lugar en la sede de la Academia de Cine en Madrid, donde se encontraba el actor protagonista de la cinta, Javier Cámara, con un ramo de rosas que había comprado de camino para regalar al ganador.

“No las teníamos todas con nosotros”, confesó el actor, que entregó el ramo a una feliz Cristina Huete, la productora de la película.

Huete dijo tiene muchas esperanzas en la película porque “tiene cosas que gustan” a los académicos de Hollywood: es tierna y habla de libertad y educación, dijo, convencida de las posibilidades de la cinta.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.