COMPARTE


Morales inició su tercer período (2015-2020) hace cuatro meses. (Foto Archivo)

La posibilidad de que el presidente socialista Evo Morales opte por un cuarto mandato comienza a barajarse en Bolivia, pese a que aún le restan cuatro años para terminar su actual periodo de gobierno, hecho que la oposición denuncia como una intención de perpetuarse en el poder.

Morales inició su tercer período (2015-2020) hace cuatro meses, y grupos oficialistas acaban de plantear una nueva reelección del mandatario por cinco años más, con la anuencia del gobierno.

Sindicatos cocaleros de la región del Chapare (centro), de los cuales Morales es presidente hace unos 20 años, impulsaron en una reunión partidaria una campaña para promover su cuarto mandato y para plantear la reforma de la Constitución, que ahora sólo acepta una reelección consecutiva.

El canciller aymara David Choquehuanca, quien acompaña al mandatario desde 2006, mostró su simpatía hacia esa iniciativa. “Respeto la decisión del pueblo, pienso que no hay que tenerle miedo al pueblo, es el pueblo soberano el que tiene que decidir”, ha señalado a medios locales.

Pero para el senador opositor Víctor Hugo Zamora, la idea de proceder a una nueva reelección de Evo Morales devela en realidad “una intención de perpetuarse en el poder”.

Morales “debería imitar a otros líderes que han dado un paso al costado en el momento debido, como Lula (en Brasil) o José Mujica (en Uruguay), quien ha pedido a otros gobernantes que lo imiten”, dijo el legislador a la AFP.

Morales, que llegó al poder en 2006 con un discurso indígena y nacionalista y alineó a su país hacia naciones como Cuba, Irán y Venezuela, no se ha pronunciado oficialmente, aunque autoridades de gobierno y parlamentarios oficialistas dieron su inmediato aval al planteamiento.

Que el pueblo decida

La reelección del mandatario, un fuerte crítico de Estados Unidos, necesitará la reforma constitucional: si es parcial, se la puede hacer en el Congreso, donde el oficialismo controla por dos tercios. Si es de fondo se debe convocar a una Asamblea Constituyente.

En cualquiera de los dos casos, la aprobación final a esa iniciativa deberá realizarse mediante un referendo popular.

La reacción del partido oficialista, Movimiento Al Socialismo (MAS), también ha sido la de apoyar la reelección. “El pueblo se está pronunciando al respecto y lo que este gobierno hace es gobernar obedeciendo al pueblo, entonces vamos a obedecer lo que el pueblo señale”, afirmó la diputada Betty Yañíquez.

Morales ganó la elección para su primera gestión con el 54% de los votos, revalidó el cargo con el 64% para al período 2010-2015 y con el 61% para la gestión 2015-2020, arrollando en todos los casos a la oposición, que no se muestra unida ni cuenta hasta ahora con un líder que pueda disputar el poder al actual mandatario.

El oficialismo avizora seguir en el poder, pues cabalga sobre un crecimiento económico constante que coloca al país con los índices más altos de la región.

Para 2015, se estima un crecimiento del 5%, asentado principalmente en los millonarios ingresos por las ventas a Brasil y Argentina de gas natural, un sector estratégico nacionalizado por el Morales en 2006.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.