COMPARTE


El abogado dijo que los planes de seguridad no han sido suficiente. (Foto Referencial)

El abogado y defensor de DDHH, Rafael Narváez, exigió al Estado venezolano que ordene la salida inmediata de los militares que estén laborando en lo relacionado al tema de la seguridad ciudadana en el país.

“Luego de 22 planes integrales de seguridad con buena intención, estos no han sido suficientes para colocar el hampa contra la pared. Los militares deben dedicarse a sus cuarteles porque no conocen nada de política criminal”, afirmó.

Explicó que de los ministros que han ocupado la cartera de Interior y justicia, nueve han sido militares, situación que en su opinión incidió de forma notable en el incremento de las cifras de muertes como consecuencia de la violencia en el país.

Narváez dijo que el Estado debe asumir la responsabilidad de buscar expertos civiles en la materia, como establece la Ley de Seguridad Ciudadana.

Aseguró que luego de reunirse con muchos familiares de funcionarios policiales pudo constatar que la inseguridad, producto de la falta de planificación gubernamental, es un drama que acorrala a la sociedad venezolana.

Narváez acusó al Ministerio Público de ser responsable de la impunidad en el país y al Poder Judicial de ser cómplice del retardo procesal.

El abogado expresó que de 51.000 reclusos, 80% no tiene sentencia firme.

Por último, planteó la necesidad de un encuentro por el derecho a la vida y un desarme sin privilegios para evitar nuevos hechos de sangre.

(Prensa de Solidaridad)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.