COMPARTE


Gross ya se encuentra en una base militar de EEUU. (Foto AFP)

AP

Líderes del exilio manifestaron este miércoles su satisfacción por la liberación en la isla del contratista Alan Gross, pero expresaron frustración al saber que se trató de un intercambio con tres agentes cubanos detenidos en Estados Unidos.

“Me alegro por Gross, pero por otro lado es increíble que el gobierno de Obama tome el sistema de justicia de Estados Unidos con una ligereza tan grande”, expresó a la AP José Basulto, presidente de la organización Hermanos al Rescate, tras recordar que los tres agentes fueron condenados en un juicio en el que él participó como testigo del gobierno.

“La evidencia fue clara y fueron condenados, y el presidente actual se atribuye el derecho de tomar el sistema judicial como si fuera su propio sistema de castigo y los devuelve a Cuba como si fueran una pieza de cambio de un juego de barajas”, expresó.

Funcionarios del gobierno dijeron que Estados Unidos y Cuba iniciarán conversaciones con el fin de normalizar las relaciones diplomáticas plenas, en el cambio más significativo de la política de Washington hacia la isla comunista en década. Entre las medidas para generar confianza entre los dos viejos enemigos están la liberación de Gross en Cuba y de los tres cubanos en Miami.

Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, expresó que el exilio cubano esperaba que el gobierno de Obama diera “algún paso radical” en la política de Estados Unidos hacia Cuba durante su último período en el poder, pero “la magnitud (del anuncio del miércoles) sorprende”.

Tras indicar su satisfacción por la liberación de Gross, indicó que las políticas de mayor acercamiento hacia Cuba plantean un reto al exilio cubano. “Esto no es un revés, es un reto” para un exilio que estaba acostumbrado a políticas sin grandes cambios en las relaciones con Cuba, explicó.

A finales del 2009 Gross fue arrestado en Cuba mientas trataba de instalar acceso a internet como subcontratista de la Agencia de Estados Unidos para la Ayuda Internacional, que promueve la democracia en el país comunista.

Cuba consideró que los programas de USAID buscaban socavar el gobierno y Gross fue sometido a juicio y condenado a 15 años de prisión. Los tres cubanos son parte de un grupo conocido como “Los Cinco”. Integraban una red enviada por el entonces presidente cubano Fidel Castro a espiar en el sur de Florida.

Fueron condenados en 2001 en Miami por asociación ilícita, no registrarse como agentes extranjeros y otros delitos. Dos de los cinco quedaron en libertad al cumplir sus condenas.

Gross fue puesto en libertad por el Gobierno de Cuba y ya se encuentra en una base militar de EEUU, tras pasar cinco años en prisión acusado de espionaje. Aunque desde un principio la Administración de Estados Unidos negó las acusaciones de espionaje y lo desvinculó de cualquiera de sus agencias de inteligencia, Gross -detenido en la isla en 2009- fue condenado a quince años de cárcel.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.