Delegación de paz de las FARC destacó la necesidad de “rediseñar las reglas”. (Foto EFE)

EFE

Las FARC confirmaron este domingo la liberación del general Rubén Darío Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, en un comunicado donde pidieron “rediseñar las reglas de juego” del proceso de paz e invitaron al Gobierno colombiano a un cese bilateral del fuego.

“El general Rubén Darío Alzate, el suboficial José Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, han sido liberados por el Bloque Iván Ríos de las FARC en el caserío de Vegáez, a orillas del río Arquía, al norte de Quibdó”, señalan los negociadores de la guerrilla en un comunicado fechado en La Habana.

La delegación de paz de las FARC destaca la necesidad de “rediseñar las reglas del juego, porque un proceso de paz que ha llegado al nivel donde se encuentra, y que se apresta a discutir los temas más decisivos de la paz, no puede estar sometido a ningún tipo de actitudes precipitadas e irreflexivas que aplacen el advenimiento de nuestra reconciliación”.

“Es hora del cese bilateral del fuego, del armisticio, para que ningún suceso bélico en los campos de combate sirva para justificar la interrupción de una tarea tan hermosa y tan histórica, como es la de acordar la paz para una nación que anhela ese destino”, añade la guerrilla.

En su nota, las FARC dan detalles del operativo de liberación y explican que el general y sus acompañantes fueron entregados, personalmente por “el comandante ‘Pastor Alape'” (alias de Félix Antonio Muñoz Lascarro) a una misión humanitaria integrada por representantes de Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz, y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CIRC).

“Pastor Alape”, que recientemente se incorporó en La Habana a la delegación de paz de la guerrilla, viajó desde la capital cubana hasta las selvas del Chocó, por mandato del máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, “para garantizar una liberación pronta y sin sobresaltos de los prisioneros”.

El general Alzate y los otros dos secuestrados fueron entregados sobre las ocho de la mañana hora local, en el caserío de Vegáez, al norte de la capital del Chocó, en medio de unas condiciones climatológicas muy difíciles, según declaró al canal Telesur “Iván Márquez”, número dos de las FARC y líder de su equipo de negociadores.

Alzate es el militar de mayor rango secuestrado nunca por las FARC y su captura provocó que el presidente colombiano, Juan Manuel Santo, suspendiera los diálogos de paz que mantiene desde hace dos años con las FARC en La Habana.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.