COMPARTE

Jenny Sánchez Petit

Los vecinos de Potrerito, en la parroquia Simón Bolívar
(Chirgua) están a merced de la oscuridad, ya que la totalidad de los postes del
alumbrado público tienen los bombillos quemados.

Al parecer el origen de esta situación es que las celdas con
las que trabaja el sistema eléctrico están averiadas y la Corporación Eléctrica
Nacional (Corpoelec), que es la encargada de hacer las reparaciones, no ha
procedido a efectuar los cambios.

Noris Conde, habitante del sector, comentó que la Alcaldía
de Bejuma procedió a hacer un rebombillado en todas las calles de la parroquia,
pero a los tres días los bombillos estaban casi todos quemados, producto del
daño en el sistema.

Cuando hemos solicitando al alcalde que haga algo por
resolver la situación, éste nos ha manifestado que de nada sirve que se
coloquen otros, si igual se van a quemar, pues hasta tanto no se resuelva la
falla, se seguirá presentando el problema.

Para la comunidad es indispensable que se tomen correctivos,
porque la oscuridad genera inseguridad y no quieren que Chirgua se convierta en
un pueblo lleno de delincuencia.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.