COMPARTE

Ana Isabel Laguna || @anaisabellaguna

Hoy circula mucha
información acerca del cáncer, pero no todo lo que se le atribuye a esta
enfermedad es exacto, a veces es engañoso, y sin pruebas científicas. Estas
ideas falsas sobre la patología, pueden causar que una persona genere
preocupaciones innecesarias y complique la toma de decisiones adecuadas para la
prevención y el tratamiento.

La doctora Carina
Nava, colaboradora de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), considera
que muchos contenidos en internet, que carecen de base científica, son la
fuente de los temores de la población con respecto al cáncer. Sugiere, en
primer lugar, evitar difundir cadenas masivas en las redes sociales, con
información no corroborada sobre la patología.

También aconseja
educarse y contrastar información a través de los documentos o las charlas que
imparten instituciones dedicadas a la prevención. Esta publicación está
disponible en páginas web de organismos con credibilidad internacional como la
Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión Internacional Contra el
Cáncer (UICC).

Desechando los mitos

Nava refirió que
una de las preocupaciones más arraigadas en la sociedad: La predisposición
genética a la enfermedad, es decir, que el cáncer sea únicamente una afección
que se transmite entre familiares.

-Estudios
realizados por la OMS muestran que 20% de los casos de cáncer en el mundo
tienen carácter hereditario. El resto corresponde a factores de riesgo
relacionados con el estilo de vida, (dieta, actividad física, sedentarismo,
fumar, consumir alcohol).  Es decir, que
80% de los casos de cáncer a escala mundial pueden ser prevenidos por medio de
la adopción de hábitos de vida saludables”, resaltó la especialista en
biología.

La alimentación
juega un rol fundamental en la prevención del cáncer. De acuerdo con Nava la
obesidad se ha relacionado con un aumento de hasta 40% en las probabilidades de
presentar la enfermedad. “Tener una dieta balanceada con el consumo de
proporciones adecuadas de frutas y vegetales, además de la actividad física
regular, contribuyen notablemente con la reducción de los factores de riesgo”,
detalló.

En las excesivas reservas
de tejido graso que presenta una persona con obesidad, se produce una gran
cantidad de estrógenos que han sido asociados con el riesgo de diversos tipos
de cáncer. “Vigilar constantemente el peso previene, no solo el cáncer, sino
también los accidentes cardiovasculares y diabetes”, sostuvo Nava.

Exceso hormonal 

El estrógeno y la
progesterona son usados en las terapias de reemplazo hormonal y en métodos
anticonceptivos. Nava hizo referencia a investigaciones en las que se determinó
que estas hormonas, suministradas a las mujeres por periodos mayores a cinco
años consecutivos, aumentan el riego de cáncer de ovarios, endometrio, cuello
uterino y mamas.

La recomendación
es que cualquier terapia hormonal debe ser explícitamente recetada por un
médico capacitado. “El profesional debe determinar la aplicación de las
terapias hormonales siguiendo la evaluación de la historia clínica y basándose
en el principio del riesgo-beneficio para el paciente”, agregó.

Otra idea falsa
es que el cáncer de mama es exclusivo de las mujeres. Los hombres también nacen
con tejidos mamarios, los cuales pueden ser afectados por células malignas.
“Cada año ha venido aumentando la incidencia de cáncer de mama en hombres y se
encuentra alrededor del 1% del total de casos de cáncer de mama en el mundo”,
informó Nava.

Estrés sin respaldo        

Si bien el estrés
puede causar una serie de problemas de salud, no se ha determinado
científicamente que sea una fuente de cáncer. 
“Es posible que exista una relación indirecta entre los factores. Por
ejemplo, personas con bajo nivel de estrés, podrían estar más dispuestas a
compartir con amigos o familiares y a pasar tiempo al aire libre, esto su vez,
podría incrementar su actividad física, lo que reduce, en conjunto, las
probabilidades de tener la patología”, concluyó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.