COMPARTE

La falta de
transporte para entregar nuevas dosis de vacunas a los ambulatorios de Valencia
y Naguanagua deja en riesgo la salud de los ciudadanos, al no poder recibir un
refuerzo a tiempo en casos de mordidas de animales o cortadas con objetos que
puedan causar una infección por tétano.

La mordida de un perro desencadenó una visita a varios
ambulatorios por parte de María Pérez (nombre ficticio). La semana pasada luego
de ser mordida, acudió al ambulatorio 810 pero fue remitida hasta La Isabelica
al no contar con la vacuna antirrábica. En el otro ambulatorio tampoco fue
posible atenderla porque no contaban con la vacuna, por lo que quedó a merced
de una posible infección.

Una enfermera del ambulatorio La Isabelica comentó que
durante la primera semana de julio no se contó con vacunas antitetánica y
antirrábica, las cuales fueron recibidas el lunes y están a disposición del
público. En este centro funciona la oficina del Distrito Valencia, encargado de
distribuir las inmunizaciones al resto del distrito sanitario.

En el ambulatorio Miguel Franco no disponen de Toxoide. Al
parecer a mitad de semana estaría disponible. En San Diego sí hay pero debieron
movilizar vehículos particulares para tener las inyecciones a tiempo. (LQ)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.