COMPARTE


Valencianos se abastecen de agua en una pila pública. (Foto José Alberto Ochoa)

Beatriz Rojas / Xulamy Fernández

La prolongada escasez de agua en la mayoría de las comunidades del sur de la ciudad y de otros sectores, ha hecho cambiar el estilo de vida de sus habitantes, pues se la deben ingeniar para almacenar el líquido.

Inés de Salvatierra vive en la urbanización Lomas de Funval. Se acuesta a más tardar a las 7 p.m. porque sabe que debe pararse a la 1 a.m. para abastecerse de agua, ya que a las 5:30 am se va.

Esta ama de casa ya no bota las botellas de refresco, porque junto a un tanque que tiene y cualquier cantidad de ollas, le sirven para almacenar el líquido. “Yo lleno todo lo que puedo, porque a veces son las 2:30 a.m. y el agua no ha llegado”.

En ocasiones, la dama pasa la noche en vela esperando el agua, pero no llega. Como consecuencia debe dormir de día. Cuando logra abastecerse lo suficiente, la raciona porque desconoce cuándo volverá.

La última vez que le llegó agua fue el pasado jueves, tiene cuatro días sin el servicio y según el Plan de Abastecimiento de Agua que diseñó Hidrocentro, en el transcurso de esta semana solo lo tendrá el martes y el viernes, pero en el día. Por lo pronto Inés cuenta con 15 botellas de refresco llenas. Su experiencia no es ajena al resto de los habitantes de las 10 manzanas que conforman la urbanización, así como de comunidades cercanas.

En el barrio Francisco de Miranda, también de la parroquia Miguel Peña, la familia Terán no recibía el agua desde el viernes. El domingo les llegó sólo en mañana, y este domingo tenían el servicio normal por lo que todos estaban muy contentos.

En el barrio Renny Ottolina las familias recibieron el líquido antes de las 7 a.m., pero se les suspendió el servicio antes de las 11 am. “Aquí hay que estar pendiente porque llega por chorritos”, comentó Alejandro Muñoz.

Habitantes del barrio 19 de abril resuelven su problema de falta de agua, llenando recipientes en una pila que está en una esquina a disposición del público en general. Se quejan por la fuerza que tienen que hacer para trasladar los recipientes a sus hogares.

Escasez afecta a residentes de Puerto Cabello

Residentes de distintas comunidades en Puerto Cabello denunciaron que continúa la ausencia de agua en sus hogares. Exigieron a Hidrocentro que restablezca el suministro del líquido por las tuberías.

En zonas como la urbanización La Sorpresa, San Esteban, Las Corinas, Ruiz Pineda, Portuario I y II, Santa Cruz, Vistamar, Libertad, El Faro, Taborda Vieja y Nueva, La Belisa, El Milagro así como Cumboto II, llevan más de nueve días sin recibir agua.

Las quejas cada día crecen y el silencio se mantiene como única respuesta, aseveró María Ester Suárez, habitante de Rancho Grande.

Suárez indicó que al parecer desde hace tres semanas trabajadores de la hidrológica habrían manifestado a vecinos que el servicio sería restablecido a diario, por un lapso de ocho horas. La medida no se cumplió.

Nelcy Machado, habitante de Libertad, dijo que cuando le llega agua no dura más de dura 24 horas. Ha tenido que comprar camiones cisternas para así tener líquido para cocinar y bañarse. En ocasiones se queda despierta durante la madrugada esperando que llegue el agua para llenar tobos y pipotes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.