COMPARTE


El Deportivo Táchira fue alcanzado por el Deportivo La Guaira (Foto Archivo)

AFP

Luego de dos años de sequía de títulos de Gran Slam, el suizo Roger Federer arranca mañana martes en Nueva York su camino en pos de una inédita sexta corona de un Abierto de Estados Unidos, repleto de confianza por sus recientes actuaciones en torneos de pista dura.

El astro suizo, segundo sembrado y tercero del ránking mundial, enfrenta en primera ronda al australiano Marinko Matosevic, 76º jugador de la ATP, a quien ya doblegó este año en dos fáciles sets de los cuartos de final del torneo de Brisbane (Australia).

De ganar un sexto US Open, Federer se convertirá en el tenista de más edad en conseguir el título en Flushing Meadows, a los 33 años, y amenazaría seriamente a los dos primeros ocupantes del ‘penthouse’ del ránking de la ATP: el serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal.

Doce meses después de registrar su peor derrota en una Abierto neoyorquino en una década, cuando fue eliminado en cuarta ronda por el español Tommy Robredo, el suizo asegura estar completamente concentrado en conseguir un 18º título de Gran Slam.

La derrota del pasado año ante Robredo, significó la primera vez desde el 2002 que no pudo acceder a una final de un Gran Slam, y puso a muchos a pensar si no estaban presenciando el final de una gran carrera.

Pero el suizo nunca mostró bandera blanca, y tras algunos ajustes en su juego, que incluyeron un cambio de entrenador y de raqueta, y una disposición a finalizar los puntos más rápido, ha visto su recompensa en el tramo final de preparación para este Abierto neoyorquino.

“Tuve que tomar decisiones drásticas, cambiar el enfoque, buscar nuevos objetivos”, declaró a principios de año, poco después de anunciar la separación de su entrenador Paul Annacone, con quien estaba desde 2010.

Para la temporada 2014 contrató como nuevo preparador a un ídolo de su infancia, el sueco Stefan Edberg, quien le hizo recuperar la confianza perdida.

Campeón de seis torneos de Gran Slams y estrella de los 90, Edberg enfocó el tenis de Federer en ser más agresivo, dejar de lado las voleas largas para terminar los puntos más rápido.

El suizo encara este US Open con récord de 49-9, el mejor de todo el circuito, y tres títulos, en los torneos de Dubai, Halle y Cincinnati.

Este año ha jugado ocho finales, cuatro de ellas en torneos Majors como los Másters 1000 de Indian Wells, Monte Carlo, Toronto y Cincinnati, y las semifinales del Abierto de Australia, donde fue eliminado por el español Rafael Nadal.

“He jugado con menos presión, y con más confianza, y eso me anima para el US Open”, declaró el helvético, quien ganó cinco títulos consecutivos en Flushing Meadows de 2004 a 2008.

Su camino por la parte inferior del cuadro masculino parece bastante despejado al menos hasta cuartos de final, donde podría tener un cruce peligroso con el búlgaro y séptimo sembrado Grigor Dimitrov, un joven impetuoso que viene subiendo como la espuma en el ránking.

Tres latinoamericanos en liza

También el martes, en el cuadro masculino, estarán haciendo su debut el colombiano Santiago Giraldo, el uruguayo Pablo Cuevas y el argentino Carlos Berlocq.

Giraldo enfrentará al georgiano Teymuraz Gabashvili, un viejo conocido de los torneos de cualificación y Challenger, frente al que tiene balance favorable de 2-1 en esos niveles. En el circuito ATP nunca se han enfrentado hasta ahora.

El colombiano ocupa el puesto 32 en el ránking mundial, con balance de 25 victorias y 21 derrotas en lo que va de año, mientras el georgiano está 30 escaños más abajo.

El tenista de Pereira busca avanzar a segunda ronda por primera vez en cuatro participaciones consecutivas en un US Open desde el 2010.

De su lado, las esperanzas del uruguayo Cuevas (40º ATP) de avanzar a segunda ronda de un Abierto neoyorquino por tercera vez en su carrera tendrán un duro escollo en su primer rival del torneo, el sudafricano Kevin Anderson, 18º sembrado.

Cuevas, que ya coló en segunda instancia de un US Open en 2009 y 2010, ha perdido el único partido jugado ante Anderson, en el 2011 en el torneo de arcilla de Barcelona.

El argentino Berlocq (63º ATP) al parecer tendrá un rival más accesible en el israelí Dudi Sela (83º ATP), aunque nunca se han enfrentado en el circuito grande.

En lo que va de año, el tenista de Buenos Aires ganó el título del torneo de Oeiras (Portugal), en arcilla, llegó a semifinales de Bastaad (Suecia) y a cuartos de Niza (Francia).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.