COMPARTE


Machado compareció este miércoles a una audiencia en la Fiscalía. (Foto EFE)

EFE

El Ministerio Público (MP) imputó este miércoles a la opositora María Corina Machado el delito de conspiración, castigado con penas de ocho a 16 años de cárcel, en relación con un supuesto plan para asesinar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

La Fiscalía imputó a Machado “por presuntamente tener vinculación con el plan magnicida contra el presidente de la República”, que “tenía como propósito perturbar la paz del país”, indicó un comunicado del MP.

Machado compareció este miércoles a una audiencia en la Fiscalía en la que la fiscal Katherine Harington le imputó el delito de conspiración.

De acuerdo a la legislación venezolana, “cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la nación será castigado con presidio de ocho a dieciséis años”.

Machado fue citada hoy en la Fiscalía para declarar sobre un supuesto plan para asesinar a Maduro denunciado a finales de mayo por el dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez.

Por estos mismos hechos tienen órdenes de aprehensión los opositores Henrique Salas Römer, Diego Arria, Ricardo Emilio Koesling, Gustavo Tarre Briceño, Pedro Mario Burelli y Robert Alonso.

A su llegada a la Fiscalía, acompañada de decenas de simpatizantes y dirigentes opositores, Machado dijo que iba a “defender la verdad” y a reafirmar su condición de ciudadana que tiene derechos.

“Si creen que con amenazas, con chantajes, con presiones nos van a acallar, se equivocan, no tengo miedo no podemos tener miedo, somos una enorme mayoría que quiere un cambio profundo”, aseveró.

Cuando en mayo pasado hizo su denuncia del supuesto plan contra Maduro, Rodríguez mostró varios correos atribuidos a Machado donde se podían leer mensajes cruzados con Salas, Arria, Koesling, Tarre y Burelli.

En los mensajes atribuidos a la opositora, se decía que había llegado la hora de acumular esfuerzos y obtener “el financiamiento para aniquilar a Maduro”.

Poco después la misma Machado reconoció que los correos correspondían a sus cuentas, pero aseguró que ya no usaba esas direcciones y que ella no quería ni un magnicidio ni un golpe de Estado sino la renuncia de Maduro.

Maduro, en un acto de gubernamental poco después de conocerse este supuesto plan de asesinato, tildó a Machado de “asesina”, afirmación por la que la exdiputada aseguró que ya estaba sentenciada.

Con anterioridad a la publicación de los supuestos correos que le implicaban en el magnicidio, Machado fue despojada de su condición de diputada después de que intentara participar en una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) como parte de la representación de Panamá para denunciar la situación de vulneración de los derechos humanos que, asegura, vive Venezuela.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.