COMPARTE


También solicitaron que se les reasigne el cupo de vehículos. (Foto Tibisay Romero)

Ya no se trata de un rumor ni de una negociación en puertas. Con mil 187 vehículos vendidos, inició la comercialización en dólares de Ford. La materia prima importada para el ensamblaje de esas unidades ya fue pedida y se espera que llegue para cumplir con el cronograma de manufactura de 655 automóviles en julio y 532 en agosto, lo que representa un poco menos del 3% de la capacidad instalada de la planta que en condiciones normales producía 24 mil carros al mes.

El procedimiento se hizo directamente con los clientes en los concesionarios, donde pagaron en divisas el monto total de importación de piezas y ensamblaje. Se conoció que solo personas naturales con demostración de la procedencia legal de los recursos han hecho la compra.

Gilberto Troya, secretario general del sindicato, detalló que las estructuras de costos de la fabricación de los vehículos se calculan de acuerdo a la tasa Sicad de 12 bolívares, pero las ganancias serán inyectadas en el Simadi para nutrir el sistema y aumentar la fluidez de divisas. Lo que significa que los ingresos por concepto de la venta estarán por el orden de 1500%.

Estos números provocaron que la dirigencia sindical solicitara un aumento salarial de 100%, incremento que debe ir acompañado del uso de la moneda extranjera para el pago de la nómina. El sueldo básico es de 15 mil bolívares al mes, lo que se traduce en 75 dólares tranzado a Simadi.

El 70% de los costos de producción de la planta es en bolívares. Solo la mano de obra representa el 50%. “Lo que quiere decir que se invertirá solo el 30% en dólares de los ingresos totales. Eso implica una ganancia muy alta”.

Los trabajadores insistieron al Gobierno nacional en que debe revisar el Decreto 625, cuyo artículo 10 establece la eliminación del beneficio contractual de asignación de cupos de vehículos. También solicitaron que se elimine la posibilidad de importación de vehículos incluida en la misma providencia, así como que el 50% de las autopartes sean fabricadas en el país y no solo el 30% como se determinó.

Más rentable que en el exterior

Troya indicó que de acuerdo a los cálculos realizados por el sindicato, un vehículo que en el exterior cuesta 40 mil dólares, al llegar al país con la suma de todos los impuestos de importación, nacionalización, aduanales, el IVA y el impuesto al lujo, roza los 80 mil dólares. Por lo que adquirirlo a través del sistema implementado por Ford, aprobado previamente por el Ejecutivo, resulta más económico.

En Venezuela, el precio de los vehículos que se comercializan en divisas varía de acuerdo al modelo. La Ecosport 4×2 tiene un precio justo con impuestos incluidos de 36 mil 918,90 dólares; Explorer Limited 69 mil 867,78 dólares; F250 Lariat Cab Doble 64 mil 400 dólares; F350 Súper Duty 4×2 44 mil 802,24; y la 4×4 46 mil 900 dólares; y el Cargo 1721 Chasis Largo 70 mil dólares. El Fiesta y el Cargo 860 serán los únicos modelos que se seguirán vendiendo en bolívares.

El sindicalista insistió en no estar de acuerdo con la comercialización en dólares. Considera que solo un grupo privilegiado de la sociedad podrá acceder a los productos. Pero se trata de un problema de fondo. “No hay divisas y se debe trabajar en el desarrollo económico para mantener los precios. Las ensambladoras están en riesgo de cierre si no se toman medidas”.

La casa matriz de Ford no enviará más dinero a la planta de Venezuela por la deuda de 400 millones de dólares que aún mantiene como parte del sistema de autofinanciamiento emprendido el año pasado. Troya aseguró que el presidente de la empresa, Héctor Pérez, les señaló en una reunión sostenida previa a la rueda de prensa que no está previsto cancelar esa deuda. “La idea es mantener la planta abierta, por eso la propuesta de trabajar con recursos propios de los clientes”. (DB)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.