COMPARTE

Dayrí Blanco

 

El crédito y las relaciones comerciales siguen rotas. Ford
no ha podido cancelar la deuda con sus proveedores internacionales al no contar
con las divisas que solo el Ejecutivo puede aprobar como consecuencia  del control cambiario instaurado desde 2003.
Sin cronograma de producción el cierre de la planta en Venezuela parecía
inminente. Pero aún sobrevive gracias a las inversiones que, de forma
particular, realizan propietarios de concesionarios para la importación de
materia prima que garantizan el ensamblaje a menos 20% de su capacidad total
hasta octubre.

Tras el rechazo de la propuesta de venta en dólares de
algunos modelos la proyección de manufactura se planteaba hasta agosto. Fuentes
de la empresa indicaron que en los almacenes hay material que ha llegado
paulatinamente para armar 500 unidades en septiembre y 200 en octubre, que en su
conjunto representan el 17,5% de los cuatro mil vehículos que en condiciones
normales se pueden ensamblar en la compañía.

Pero ante esta crisis que condena a la industria automotriz
con 70 años de historia en el país, desde el Ejecutivo solo se ha planteado la
importación de automóviles. Gilberto Troya, secretario general del sindicato de
Ford, cuestionó esta práctica. “Esos dólares invertidos le dan trabajo a
extranjeros y nuestros puestos siguen en riesgo por falta de material CKD”.
Pidió que se prohíba la compra en el exterior de carros por particulares y
recordó que al iniciar esta práctica en 2014, 60 mil personas adquirieron sus
unidades, lo que es igual a 303% por encima del ensamblaje de la industria
nacional que ese año registró 19 mil 759.

Pero no todo es negativo. Pese a la crítica situación, el
sindicato logró acordar beneficios para los trabajadores. La semana pasada se
les canceló un bono no salarial de 21 mil bolívares, en septiembre recibirán un
incremento salarial de 21% sobre los 580 bolívares que cobraban diariamente, y
en octubre otro 13,5%. También se les aumentó de tres mil a once mil bolívares
el bono mensual de alimentación.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.