COMPARTE


(Foto El Carabobeño)

EFE

El lanzamiento del nuevo cohete portador ruso Angará, previsto para este viernes en el cosmódromo de Plesetsk, fue parado en el último instante por un sistema de inspección automática que detectó un fallo hasta ahora no precisado por las autoridades.

“Durante los preparativos, el sistema automático (de inspección) canceló el lanzamiento, que se posterga a la fecha de reserva, que es el 28 de junio”, informó hoy el comandante de las Fuerzas Aeroespaciales rusas, Alexandr Golovko, citado por agencias locales.

La cancelación se produjo tres minutos antes del despegue, precisó a la agencia Interfax una fuente del sector aeroespacial.

Tras enterarse del fallo, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó al ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, informar en el plazo de una hora sobre las causas del fracaso. El Angará 1.2 es el segundo modelo de esta clase de cohetes, de diseño modular, que abarca todo el espectro de portadores, desde ligeros hasta pesados.

El más potente de la clase, el Angará A72b, está diseñado para situar en órbitas geoestacionarias, a unos 35.000 kilómetros de la Tierra, una carga útil de hasta 7,6 toneladas.

Hasta el año pasado se había invertido en el proyecto, llevado a cabo exclusivamente por empresas rusas, unos 100.000 millones de rublos (unos 3.000 millones de dólares al cambio de 2013), según la prensa local.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.