COMPARTE

Las fuertes tormentas solares que azotan Marte fueron la
causa de la pérdida de su atmósfera, lo que forzó la desaparición del agua y el
clima habitable del planeta rojo, revelaron los científicos de la NASA.

“Buscamos agua y la encontramos, pero si miras a Marte
hoy, es un planeta frío, seco y desértico”, afirmó en rueda de prensa
Michael Meyer, líder del Programa de Exploración de Marte de la NASA.

En la actualidad, la superficie de Marte está a una
temperatura inferior a 60 grados bajo cero de media, pero en los polos puede
llegar en invierno a menos 125 grados Centígrados.

Los nuevos hallazgos de la Misión de Evolución Volátil y
Atmosférica de Marte (Maven) de la NASA apuntan a que Marte sufre el bombardeo
de partículas solares que erosionan la atmósfera alta a un ritmo de cerca de
diez libras (4,5 kilos) por segundo, un factor que es entre 10 y 20 más veces
mayor que el habitual.

La atmósfera actual de Marte cuenta con apenas un 1 % de la
densidad de la Tierra.

“Lo que esto nos dice es que la pérdida a través del
espacio ha sido un proceso importante”, indicó Bruce M. Jakosky,
científico del Laboratorio de Física Espacial y Atmosférica de la Universidad
de Colorado E investigador principal de la misión Maven en rueda de prensa.

Jakosky comparó el proceso del viento solar que azota Marte
a lo que le ocurre a una persona cuando sale de la ducha a la brisa y esta le
elimina el agua del pelo.

“Creo que estamos ante las primeras pruebas
contundentes de que el escape de gases hacia el espacio fue el actor principal
del cambio climático que sufrió Marte en el pasado”, agregó.

Uno de los objetivos de los más de 125 investigadores que
forman parte de la misión de la NASA es averiguar qué gases y qué cantidad de
los mismos escaparon hacia el espacio desde la atmósfera marciana y cuándo
ocurrió eso.

De acuerdo con los científicos de la NASA, hace miles de
millones de años, en sus orígenes, el sol era mucho más activo e inestable y
provocaba numerosas tormentas solares que pueden ser el motivo de que Marte,
mucho más expuesto que la Tierra a estos fenómenos, pasara de ser un planeta
cálido y húmedo al lugar gélido y desierto que es ahora.

La Tierra cuenta con campos magnéticos que protegen de estas
tormentas solares, mientras que Marte no cuenta con esa protección.

Asimismo, la Maven también registró auroras ultravioletas en
la atmósfera de Marte.

La sonda espacial Maven, lanzada el 18 de noviembre de 2013
para resolver el misterio de cómo el planeta rojo perdió la mayor parte de su
atmósfera y de su masa de agua, entró en la órbita de Marte en septiembre y
debe completar una misión de un año.

Los datos de Maven tratan de complementar los aportados por
el robot explorador Curiosity, que lleva en el planeta desde 2012, y que
revelan que el monte Sharp de Marte, situado dentro del cráter Gale, podría
estar formado por los sedimentos depositados en el lecho de un lago hace
millones de años.

En sus primeros doce meses, el robot descubrió este antiguo
lecho de curso de agua y recogió muestras de suelo y la atmósfera suficientes
como para que los científicos concluyan que puede haber habido vida allí hace
miles de millones de años.

En julio de 2013, Curiosity concluyó su investigación en el
área conocida como bahía de Yellowknife y emprendió viaje con rumbo al suroeste
hacia la base del monte Sharp, adonde llegó en septiembre de 2014. (EFE)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.