COMPARTE


Distribución de féretros ha mejorado durante el último mes. (Foto Kevin Barrios)

Dayrí Blanco

En el negocio de Rubén Mejías siempre había un inventario grande de urnas. Pero la escasez también se ha hecho sentir en su funeraria. Hace dos semanas tuvieron que pedir prestada una porque el proveedor le llevó la mercancía incompleta. Con el almacén vacío dejaron de atender tres clientes en un día. Nunca les había pasado, así que tomaron la previsión de hacer pedidos a diferentes empresas.

Las fallas en la distribución de féretros, que hace un mes estaba agudizada, se ha ido normalizado según reportan trabajadores del sector. Pero aún sus inventarios siguen bajos. “Yo pido tres camiones de ataúdes y sólo me traen uno”. Antes solía tener más de 50 cofres en el depósito, hoy cuenta con 10.

De San Cristóbal, Barquisimeto y Los Teques llegan a Valencia las urnas. Sus fabricantes han alegado que carecen de materia prima, por eso ha disminuido la producción.

Las urnas especiales como las blancas y las sobremedidas para personas de talla grande, son las que están más escasas debido a que los productores, con las pocas láminas de metal que les llegan, están fabricando las clásicas que son las que más se venden.

Aumento de precios

El incremento de más de 100% del costo de las urnas alerta a quienes pertenecen al sector. Los proveedores no están dando crédito debido a la escasez, por lo que todos los pedidos deben ser cancelados al momento de la entrega y en efectivo.

Un cofre que hace un año costaba tres mil 500 bolívares hoy tiene un precio de siete mil bolívares, lo que ha contribuido con la baja en los inventarios que tienen las funerarias. “Antes tener 150 ataúdes en depósito era más fácil y más económico”.

Con este aumento un servicio completo de funeraria está entre 18 mil y 40 mil bolívares, dependiendo de las exigencias de los clientes.

No están en riesgo

El vicepresidente de la Asociación de Profesionales de la Industria Funeraria (Asoproinfu), Rafael Aranguibel, se mostró optimista ante la situación del sector. Para él, la escasez de féretros no es grave. “Sí hay algunas fallas, pero no estamos tan afectados. Se está produciendo menos, no tenemos variedad pero no estamos en riesgo”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.