COMPARTE

Dayrí Blanco

Se esperaban otras propuestas, otras medidas de emergencia. Pero no. El único plan ante la crisis de materia prima en General Motors de Venezuela (GMV) es enviar a sus dos mil 300 trabajadores de vacaciones forzosas a partir de agosto. Con el inventario de insumos en cero no hay otra opción.

Tras la reunión sostenida el pasado jueves 9 de julio en Caracas entre los presidentes de Ford Motors, GMV y Toyota y los ministros José David Cabello y Rodolfo Marco Torres, las expectativas eran diferentes. Se confiaba que el planteamiento de comercializar vehículos en dólares o iniciar un proceso de exportación para autoabastecerse de divisas serían los alcances del encuentro, pero hasta ahora solo se les ha manifestado que el tradicional receso de diciembre se adelantará.

Wilman Cedeño, presidente del sindicato de la ensambladora, señaló que el cronograma de producción es de 30 camionetas diarias, y solo queda en inventario material CKD para 500 unidades, lo que significa que durante la primera semana de agosto no habrá nada que manufacturar. Los 800 trabajadores que se mantienen en planta se unirán a los mil 500 que están en sus casas desde enero de 2014.

La representación sindical apuesta a la venta en divisas de algunos modelos dentro del país como inicio de una salida a la crisis que atraviesa la firma. “En lugar de que esos dólares se inviertan en Estados Unidos para la importación de vehículos terminados, se comprarían las piezas en el exterior y se emplearía mano de obra local”. Las estructuras de costos de las ensambladoras del país dependen en 65% de la moneda extranjera para la compra de los insumos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.