COMPARTE

Cristhopher Borrero

 

La crisis presupuestaría tiene larga data. Desde hace siete
años los presupuestos asignados a las universidades autónomas no cubren los
requerimientos, refirió  Cecilia García
Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela y presidenta de la
Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu).

“Si el asunto es de disposición del Gobierno para solventar
los conflictos universitarios, pues tienen siete años pateando la mesa. El
Ejecutivo debe sentarse con los universitarios para que se levante el paro,
producto de las insuficiencias presupuestarias y de un presupuesto reducido y
reconducido, el cual aprueban excluyendo al escenario natural que es el Consejo
Nacional de Universidades”.

La Averu, en pleno, rechazó el acuerdo emitido por la
Asamblea Nacional (AN) el martes 3 de noviembre, que según Arocha, pretende
desconocer y desnaturalizar la situación actual de las universidades
venezolanas.

También se denunció la corresponsabilidad de la AN en la
aprobación de los presupuestos deficitarios, lo que ha devenido en una suerte
de paralización técnica de la academia. Naturalmente se reiteró la exigencia de
un presupuesto adecuado, que garantice el normal funcionamiento y modernización
de la educación universitaria nacional.

 

Averu rechaza el
acoso

La persecución a las autoridades universitarias,
especialmente la de Jorge Palencia, rector de la Universidad del Zulia (LUZ),
fue rechazada. Averu expresó su apoyo y solidaridad ante la intromisión del
Gobierno nacional en las políticas internas universitarias, lo que se traduce
en violaciones flagrantes a principios autonómicos.

El acoso inició tras la muerte de Eleazar Hernández,
estudiante de derecho de LUZ, quien falleció degollado durante los disturbios
registrados en la casa de estudio el viernes 30 de octubre. Ese día se
efectuaron las elecciones de representantes para la Federación Bolivariana de
Centros de Estudiantes.

La necesidad de diálogo y la solución al conflicto fue
ratificada en el encuentro. “Jamás las togas y birretes serán sustituidos por
la violencia. Nuestras voces de protestas legítimas no serán acalladas. La
universidad debe permanecer con las puertas abiertas y mantenerse como un muro
de contención ante la tropelías”, reiteró.

 

Universidades a
puestas abiertas

El Gobierno es quien mantiene suspendidas las actividades,
reflexionó Arocha. Los decanos se han reunido con el Ministerio de Educación
Universitaria y sus representantes para plantearle las necesidades de cada
facultad, pero siguen sin respuesta.

Arocha recordó que los rectores carecen de potestad y
facultad para llamar a paralización de clases, pero destacó el respeto hacia
las acciones estimadas por el gremio. “Debemos ser respetuosos de las luchas de
nuestros docentes y como autoridades debemos mantenernos trabajando y exhortar
a la comunidad universidad a que acuda a las instalaciones para dialogar sobre
la crisis universitaria”, apuntó.

 

Federaciones al pie
del cañón

Una facción del Parlamento venezolano no comprende la crisis
universitaria, consideró  Hasler
Iglesias, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la
Universidad Central de Venezuela (FCU-UCV). “Hoy la universidad venezolana vive
momentos oscuros. La AN, sin entender la crisis que están viviendo nuestras
casas de estudio, saca un acuerdo en el que culpa a nuestras universidades de
perjudicar al Estado venezolano y prácticamente de la crisis nacional”.

Yván Uzcátegui, presidente de la Federación de Centros
Universitarios de la Universidad de Carabobo (FCU-UC), advirtió sobre una
posible intervención gestada desde la AN, que condenó. Uzcátegui también
reafirmó su apoyo a las autoridades.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.