COMPARTE


(Foto AP)

AP

El general Antonio Rivero al que el presidente Nicolás Maduro ordenó arrestar en 2014 apareció en público por primera vez el jueves en Nueva York tras once meses en la clandestinidad.

Dijo que llegó ayudado por militares, organismos policiales y aliados civiles.

Señaló que viajó a Nueva York para reunirse con funcionarios de Naciones Unidas y pedirles que se pronuncien ante el gobierno de Maduro.

“En un año no he visto a mi familia”, dijo el militar en la entrada de Naciones Unidas. “La evasión que he tenido del país (Venezuela) ha sido favorablemente llevada por algunas personas, principalmente por cuerpos de seguridad, que me han ayudado para evadir el cerco, de esta persecución”.

La misión de Venezuela ante Naciones Unidas no respondió a llamadas de Associated Press para responder a la llegada del general a Nueva York.

Rivero dijo que la Comisión de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU declaró su detención de casi un mes en el 2013 por parte del gobierno venezolano como arbitraria y pidió a Maduro que desestimara el caso contra él.

Aun así, Maduro ordenó de nuevo su arresto en febrero del 2014, acusándolo de haber entrenado a “grupos fascistas” que participaron en multitudinarias protestas en contra del gobierno. El militar retirado pasó entonces a la clandestinidad y nunca se supo si estaba o no el país”.

Según Rivero, el jueves entregó a representantes de la comisión de la ONU una carta pidiéndoles que se pronunciaran sobre su caso y solicitaran al gobierno venezolano que se cumpliera con las directrices emitidas a su favor por Naciones Unidas en el 2013.

También solicitó que se responda a detenciones como la líder opositor Leopoldo López o la del exalcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos, entre otras.

Rivero no dio detalles sobre cómo llegó a Nueva York ni sobre su meses en clandestinidad, de los que dijo los pasó en Venezuela en “condiciones difíciles”. Señaló que fue activo en las redes sociales, usando a menudo Twitter para criticar al gobierno.

“He tenido el apoyo de muchas personas, básicamente de algunas autoridades. No puedo señalar de qué manera logré salir del país porque comprometería a esas personas, comprometería a algunas autoridades, y comprometería por supuesto mi libertad”, dijo el general retirado.

Afirmó que no piensa pedir asilo en Estados Unidos y que planea seguir
“en la lucha por la libertad” en su país “desde cualquier parte”.

Rivero es miembro del partido Voluntad Popular del cual forma parte López. El general fue jefe de la agencia de gestión de emergencias durante el gobierno de Hugo Chávez y tiene pendiente desde 2010 un proceso en instancias judiciales militares luego de denunciar la presencia de militares cubanos en Venezuela.

Rivero destacó que se siente con mucha fuerza moral.

“No me siento disminuido, no me siento decaído. Estamos en el lado correcto de la historia, estamos con la verdad en la mano, en contra de la injusticia, del totalitarismo, contra la violación de los derechos humanos”, indicó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.