COMPARTE

AFP

El defensa catalán Gerard Piqué, expulsado el lunes en la
vuelta de la Supercopa de España que el Barcelona perdió ante el Athletic (4-0,
1-1), podría ser suspendido con al menos cuatro partidos si es considerado
culpable de insultos a un árbitro, según la reglamentación deportiva vigente en
España.

El internacional con la Roja, de 28 años, vio la roja
directa en el minuto 56 en el partido del lunes en el Camp Nou, después de
haber protestado airadamente a uno de los árbitros por un fuera de juego no
señalado.

Según el acta del árbitro principal, Piqué habría insultado
gravemente al juez de línea, una actitud que podría costarle caro cuando el
caso sea examinado por el Comité de Disciplina, vaticinaba este miércoles la
prensa española.

El artículo 94 del Código disciplinario de la Federación
Española de Fútbol (RFEF) contempla que todo insulto o injuria contra un
árbitro sea “sancionado con una suspensión de cuatro a doce
partidos”.

Los casos anteriores de jugadores culpables de insultos
similares hacen pensar que el castigo pueda ser de cuatro partidos, como le
ocurrió al defensa del Real Madrid Sergio Ramos en 2013 (cuatro partidos por
insulto y uno por expulsión).

Si la sanción se confirma, sería un golpe duro para el
Barça, que se vería privado de uno de sus titulares habituales en las cuatro
primeras jornadas de la Liga española, que comienza este fin de semana. Entre
los partidos que Piqué se perdería estaría la visita al Atlético de Madrid, el
12 de septiembre en la tercera jornada.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.