EFE


El Sporting de Gijón, que pelea
por la permanencia, logró este sábado una importante victoria por 2-1 ante el
Atlético de Madrid gracias a un gol de Carlos Castro en el minuto 89 que
culminó la remontada gijonés y disipó la opciones ligueras del equipo de Diego
Simeone, que el domingo puede alejarse ya a once puntos del líder, el
Barcelona.

El partido enfrentaba al peor
equipo en campo propio, el Sporting, contra el mejor visitante, el Atlético de
Madrid, pero en la primera parte la única diferencia entre los dos fue el
golazo de falta que marcó el francés Antoine Griezmann (m.29).

El técnico gijonés acertó en sus
previsiones y los primeros 45 minutos fueron de mucha brega en la parcela
central con los atléticos muy cerrados atrás, lo que dio al Sporting una
posesión de balón como hacía muchos partidos que no tenía.

Sin embargo, este control no se
tradujo en ocasiones porque a los rojiblancos les resultaba prácticamente
imposible superar a la zaga madrileña, que no pasó por apuros en momento alguno
y su portero apenas tocó el balón.

El Sporting salió muy fuerte tras
el descanso encerrando a los madrileños en su medio campo pero sin lograr crear
ocasiones de peligro más allá de algún centro o córner en el que Oblak hacía
valer su envergadura.

La mejor ocasión del Sporting la
tuvo Sanabria en el lanzamiento de una falta en la que estrelló el balón en un
poste con Oblak ya batido, y segundos después el Atlético de Madrid volvió a
hacer falta al borde del área y el internacional paraguayo volvió a intentarlo
y esta vez si acertó a superar al meta atlético.

Los ánimos del público se
redoblaron y los esfuerzos de los gijoneses también ante un Atlético que estaba
encerrado en su parcela y pasando apuros ante el ímpetu local que buscó el gol
del triunfo.

Pero el esfuerzo del Sporting
acabó teniendo recompensa porque en una nueva contra y con el Atlético
completamente entregado y tal vez pagando el esfuerzo del pasado martes, acabó
encajando el segundo.

Fue una internada de Jony que se metió
en el área y cedió otra vez a Carlos Castro que, en la misma posición que en el
fallo anterior, está vez si acertó, provocando el delirio en las gradas y la
desolación en las filas madrileñas porque el partido no dio par más.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.