COMPARTE

EFE

 La organización
“Unión del Pueblo Gitano” celebró este sábado que la niña más
inteligente del mundo, la británica Nicole Barr, de 12 años, pertenece a la
etnia gitana.

En un comunicado remitido a EFE por este grupo, miembro de
la “International Romani Union”, su presidente, Juan de Dios
Ramírez-Heredia, felicitó a la pequeña, cuyo cociente intelectual de 162 puntos
la sitúa dentro del 1 % de la población superdotada y por encima de genios como
los científicos Albert Einstein o Stephen Hawking.

La asociación MENSA, una organización internacional que
agrupa a 110.000 socios de los cinco continentes y que está especializado en
test de inteligencia, ya ha dado la bienvenida a este “pequeño genio”
y, según la Unión Romaní, “sin duda lo es porque sólo el 8 % de todos los
genios del mundo están por debajo de los 16 años”.

Ramírez-Heredia dijo estar “especialmente contento”,
entre otros motivos, porque “el éxito de Nicole es una denuncia contra la
cruel discriminación que hemos padecido”, y añadió: “Seguimos
padeciendo los gitanos en el ámbito de la educación”.

“El triunfo de Nicole Barr -prosiguió- es una bofetada
cósmica a las autoridades educativas de muchos países europeos que decidieron
enviar a los niños gitanos a centros reservados para los ‘subnormales’, como se
decía antes”.

Según han informado los medios británicos, la pequeña
superdotada vive en el condado inglés de Essex, en el sureste de Inglaterra, en
una caravana con su hermanastra pequeña y sus padres, miembros de la etnia
gitana de nómadas británicos, conocidos como “travellers”.

Su madre, Dolly Buckland, de 34 años, se ocupa de la labores
del hogar y su padre, James Barr, de 36, es “un humilde gitano” que
se “dedica a la limpieza y al arreglo de carreteras”, explicó en el
comunicado Ramírez-Heredia.

“Hoy, créanme, todos los gitanos del mundo a los que ha
llegado la noticia están contentos porque Nicole Barr es nuestra sobrina, de la
misma forma que lo es de la millonaria familia gitana extendida por todo el
mundo”, señaló el dirigente romaní.

La entrada de la niña británica en “el Olimpo de los
genios”, aseguró Ramírez-Heredia, demuestra que “los gadchés (los
payos) “no son más ni mejores que los gitanos” y viceversa.

“Nicole Barr, nuestra sobrina inglesa -agregó-, quiere
ser médico. Quiere curar a los niños enfermos, y si Dios quiere los curará. Y
los gadchés del condado de Essex se disputarán que sea la doctora gitana quien
atienda y examine a sus hijos”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.