COMPARTE


Las colas se repiten en los establecimientos del Gobierno. (Foto Fernando Aguirre)

Ana Rodríguez Brazón
arodriguez@el-carabobeno.com

Las constantes colas y la presencia de revendedores parecen no acabar. Trabajadores de supermercados pensaron que la normalidad en las compras volvería, pero cada día las filas por leche, pollo o harina de maíz continúan, sin que el Gobierno nacional muestre disposición para resolver las fallas.

El diputado Arvilio Hidalgo, presidente de la comisión de asuntos laborales del Consejo Legislativo de Carabobo (CLEC), criticó que los mecanismos reguladores para resolver estas deficiencias no se apliquen, por ejemplo, en la entidad no se aplica como debería ser, la Ley de Precios Justos. “Venimos exigiendo control. Hasta en los Mercales se especula”.

Hace varios días el Ejecutivo prohibió a comerciantes informales vender alimentos, pero poco se ha hecho para velar por el cumplimiento de esta norma. Los revendedores siguen haciendo colas desde la madrugada y ofreciendo los productos a precios elevados, que son comprados por aquellos que no tienen tiempo ni disposición para hacer una travesía desde la madrugada hasta pasadas las 12 del mediodía.

Hidalgo aseguró que varios legisladores se han puesto a la orden para conformar una comisión y ayudar en la fiscalización. Exigió al Gobierno publicar los precios de los alimentos para que puedan ser de conocimiento público, y así se pueda facilitar la penalización del sobreprecio.

Para Mónica Sierra, compradora, el Ejecutivo es el único responsable de las calamidades que todos los días atraviesan los usuarios, pues tiene la potestad para colaborar en la normalización de la distribución, además del control para que los comerciantes informales no se aprovechen de la escasez.

La importación de alimentos como un negocio

Homero Ruíz, diputado de la Asamblea Nacional por el partido Copei, aseguró que en Táchira el Gobierno dispondrá desde la Corporación CASA más de cuatro mil 300 millones de dólares solo para la importación de alimentos. “Lejos de apuntar al desarrollo de la producción nacional lo que se ha hecho es depender de la importación, convirtiéndonos en los grandes socios comerciales de países como Argentina, Brasil, Guyana, Nicaragua, República Dominicana y Uruguay”.

Ruíz también fijó posición con los sobreprecios en el arroz provenientes de Argentina, pero recordó que también está la importación de 200 mil toneladas del alimento provenientes de Guyana. “El guiso del arroz pica y se extiende. Pensábamos que era un negociado que solo se estaba presentando con el caso argentino”. La compra sería de 114 millones de dólares”.

El parlamentario afirmó que los precios de compra en el arroz varían de una forma muy sospechosa, pues a Guyana se le está comprando la tonelada de arroz a 570 dólares la tonelada, lo que supera por más de 200 dólares los precios del mercado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.