COMPARTE

Dayrí Blanco

Los números se contradicen. Cinco mil 368 toneladas de papel prensa en bobinas importó el Ejecutivo a través de la Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) entre diciembre y enero. Esa mercancía fue enviada desde el puerto de La Guaira a los almacenes del Complejo Editorial Alfredo Maneiro (CEAM), donde funciona la base de operaciones que decide a qué medios de comunicación se les vende la materia prima. Mil toneladas al mes recibe el 90% de los rotativos mediante la Cámara de Periódicos Regionales. Se desconoce el destino del resto de la carga proveniente de Canadá. 

Solo en diciembre recibieron mil 974 toneladas repartidas en tres mil ocho bobinas. El 19 de enero, justo un mes más tarde, llegó el buque Arneborg V-105 con tres mil 394 toneladas en cinco mil 386 paquetes, que debió alcanzar para el suministro de los 113 agremiados de la Cámara y el excedente de más de dos mil toneladas pudo ser vendido para los que no son parte de esa organización. Pero no fue así. El Carabobeño no recibe papel del CEAM desde el 17 de marzo de 2015. 

El año pasado el Gobierno importó 30 mil 780 toneladas de las que el 40%, que es igual a 12 mil 291,60 toneladas. fue destinado a la Cámara de Periódicos Regionales, indicó su presidenta, Joselyn Ramírez. No hay registros ni información disponible del restante 60%. En total los rotativos de provincia requieren 36 mil toneladas de papel al año y unos 30,5 millones de dólares para funcionar con normalidad y reciben el 33%. También necesitan 20 millones de dólares anuales para la compra de planchas, tintas y químicos. 

El 14 de junio de 2015 arribó el cargamento de bobinas más grande durante ese año a La Guaira en el barco Avonborg V-98 con nueve mil 545 bobinas para un total de seis mil dos toneladas. Pero el promedio mensual para los rotativos de provincia se mantuvo en mil toneladas.   

La debacle

El CEAM ya no es el imperio de la importación y comercialización de papel prensa bajo el que fue concebido cuando se creó en mayo de 2013. Los números oficiales lo indican. En el documento de la memoria y cuenta 2014 del ente estatal consignado a la Asamblea Nacional (AN) en marzo de 2015 se informa que entre febrero y diciembre se despachó la comercialización de 52 mil toneladas de papel a 95 periódicos y se garantizaba el suministro de 15 mil toneladas quincenales. 

Esto representa una caída de 10% tomando en cuenta que durante 2015 solo llegaron 30 mil 780 toneladas  por el puerto de La Guaira, donde se recibe toda la carga importada bajo el código arancelario 480100 que identifica al papel prensa en bobinas. En 1999 sin control cambiario las editoriales eran capaces de importar 120 mil toneladas al año. 

En el apartado titulado Líneas de Acción para el Próximo Ejercicio de la memoria y cuenta del CEAM de 2014, se indica que para 2015 se proyectaba incrementar la comercialización de 80 mil toneladas de papel prensa, aproximadamente, así como la inclusión de una nueva gama de productos con un cálculo de 40.000 toneladas métricas de todo tipo de papel de artes gráficas, además de la importación de equipos, repuestos y sus productos químicos, que permitan atender más cantidad de medios impresos y empresas de artes gráficas. 

Pero nada de eso se cumplió. Desde la comisión de medios de la AN, el miércoles 17 de febrero la presidenta de la Cámara de Periódicos Regionales, Joselyn Ramírez, recordó que en mayo de 2015 todos sus afiliados depositaron lo correspondiente al pago de las planchas necesarias para todo el año, y hasta la fecha no han sido recibidas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.