COMPARTE

AP

Las autoridades venezolanas ordenaron a las empresas desviar
la producción de algunos alimentos básicos hacia la red pública, medida que se
teme que agravará los problemas de escasez debido a que dejará sin suficientes
productos a los comercios y supermercados privados que manejan buena parte del
mercado local.

La estatal Superintendencia Nacional Agroalimentaria ordenó
a las empresas privadas fabricantes de leche, pasta, aceite, arroz, azúcar, y
harina de trigo y de maíz desviar entre 30% y 100% de la producción hacia los
comercios estatales, anunció el lunes Pablo Baraybar, presidente de la Cámara
Venezolana de la Industria de Alimentos.

Baraybar dijo a la prensa que la medida afectará a “más
de 80.000 puntos comerciales” del país que en los próximos días comenzarán
a tener mayores problemas de abastecimiento. La red privada de supermercados y
pequeños comercios de Venezuela tiene 15 veces más locales que la red pública
que está integrada por los comercios PDVAL, Mercal y Bicentenario, según cifras
de la industria de alimentos.

El directivo citó como ejemplo en el caso del municipio
Libertador de Caracas donde hay unos 1.333 puntos de venta de alimentos, y
precisó que la decisión de desviar la producción a solo cinco establecimientos
estatales de la capital agravará la escasez y generará mayores aglomeraciones
de clientes en los comercios.

Las autoridades no han emitido hasta el momento comentarios
sobre la medida.

Baraybar sostuvo que para resolver los problemas de
desabastecimiento de alimentos se debe recuperarse la producción local que ha
caído alrededor de 32% por falta de materia prima e insumos importados.

Agregó que actualmente Venezuela mantiene una deuda de 1.400
millones de dólares con proveedores internacionales lo que le ha impedido a las
empresas privadas del sector agroalimentario tener acceso a nuevas materias
primas e insumos.

Desde hace unos ocho años Venezuela viene padeciendo
problemas de escasez de varios productos que, según los empresarios y los
analistas, son generados por los severos controles de precio y cambio que están
vigentes desde el 2003.

La merma en la venta de divisas oficiales que se viene
presentando desde finales del 2012 ha generado un fuerte desabastecimiento de
diversos alimentos y medicinas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.