COMPARTE

Cristhopher Borrero

Ante el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) donde se ordena a los partidos que integran la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)  reinscribirse en el Consejo Nacional Electoral (CNE) para seguir activos, ha generado reacciones en la oposición carabobeña.

El secretario general de Acción Democrática (AD) Carabobo, indicó que la sentencia no le sorprendió. Dijo que tal escenario habría sido previsto, discutido y repensado en las discusiones internas de AD mucho antes de definirse las candidaturas para las parlamentarias, pero siempre prevaleció el criterio de unidad. “Esa era la exigencia que nos hacía la gente en la calle, mantenernos unidos. Por eso se escogió una tarjeta única, un programa único y una agenda parlamentaria única”, destacó. 

Desde las bases del partido aún se esperan las instrucciones nacionales con respecto al tema, sin embargo el secretario de AD no duda que los carabobeños reconocerán el esfuerzo hecho y será retribuido con un gran respaldo. 

La lectura de la sentencia es sencilla, el Gobierno, con todos sus problemas, pretende llevar a la MUD en una agenda de conflictividad en vez de abocarse a la agenda social, ponderó. 

Mientras que Reinaldo Marrero, coordinador político de Voluntad Popular (VP) en la región, consideró que una vez más se hizo evidente la conducción gubernamental de los poderes públicos, cuestión que ratifica el escaso interés que tiene el TSJ en la preservación de la paz. 

El devenir político ha hecho que lo urgente deje lo importante en segundo plano, sostuvo. Para VP la medida no genera sobresalto, por el contrario, permitirá a la organización política desplegar sus fuerzas y demostrar su crecimiento. “Les va a salir el tiro por la culata. Tratan de minimizar el impacto del triunfo del 6D, pero se darán cuenta de que no están tratando con partiditos de maletín. Venezuela hoy cuenta con una ciudadanía cada vez más activa en la política”, anticipó. 

Marrero destacó que debe analizarse con exhaustividad la sentencia, pero que no se tema a su trascendencia, pues consideró que es poca. Recalcó que no existe una vía que los separe de su objetivo como partido. 

Jesús Enrique Gánem, presidente regional de Copei, aseguró que las actuaciones del TSJ lo delatan como órgano de operatividad política, por encima de mostrarlo como una instancia de orden judicial, analizó. Gánem consideró que la falta de objetividad y seriedad de la actuación de la Sala Constitucional pareciera una especie de retaliación contra la unidad, a fin de poner obstáculos. 

El dirigente recalcó que la reinscripción en el CNE es una mera formalidad. “Esto para nada nos amedrenta. Si hay que cumplir con lo que dispone la sentencia, no hay inconvenientes ni temor o miedo. Esas firmas se recogerían de forma sencilla”, vaticinó. 

Advirtió que la implementación de una tarjeta única como parangón democrático no es extraña ni ilegal, pues logró cristalizar las aspiraciones de más del 80% de los electores quienes deseaban que las fuerzas políticas del país se consolidarán. 

La jefa de la fracción política de Proyecto Venezuela, Neidy Rosal, expresó que solo espera  que el CNE imponga el lapso, que debería ser de 60 días y que otorgue los formatos para la recolección de firmas y renovar a todas las organizaciones políticas.  

A Rosal le llamó la atención lo expedito de la sentencia y no el acto jurídico en sí. “Todas las organizaciones tuvieron el desprendimiento de dejar de usar sus propias simbologías, aún sabiendo que lo que debíamos hacer era renovar inmediatamente antes de que lo estipulara el CNE. Lo curioso quizás es la urgencia de la solicitud”, destacó. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.