COMPARTE

El
dirigente juvenil carabobeño, Carlos Graffe, manifestó que el Ministerio Público debe iniciar una investigación
para aclarar la causa del estado en que se encuentra la Planta de Tratamiento
de Aguas Residuales La Mariposa,
ubicada en la parroquia Miguel Peña de
Valencia.

“Esta
situación es un crimen contra la salud pública de los carabobeños”, expresó.

Señaló
que las consecuencias de no tratar las
aguas residuales, conllevan a la destrucción del reservorio de agua dulce
y
de consumo humano de nuestra ciudad, reseñó nota de prensa.

La salud de otros 2 millones de
habitantes que consumen agua proveniente del embalse Pao La Balsa, está en
riesgo
según el
dirigente, debido a que este embalse se conecta con el Pao Cachinche.

Exigió
al Gobierno Nacional tomar acciones de emergencia ante esta situación, que se ha denunciado desde el
año 2010
ante la Fiscalía Tercera de Ministerio Público de Valencia.

“Recordemos
que en años anteriores hemos presentado las pruebas de falta de mantenimiento y
la paralización de las obras en la PTAR La Mariposa, pero en este momento, al
estar La Planta totalmente desmantelada, la situación es mucho peor”, destacó. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.